Alejandro Porto Leis

Retrato de Alejandro Porto y Gloria Santos
|

Alejandro Porto Leis nació en el municipio de Serantes el 9 de Junio de 1897, siendo hijo de Eduardo Porto, natural de Santiago y médico del municipio, y de Amalia Leis, natural de Muxía. Tuvo dos hermanos, Leonor y Eliseo, casándose en enero de 1934 con Gloria Santos Sánchez, con la que tuvo dos hijas: María de la Encarnación y Amalia. Falleció ejecutado en plena Guerra Civil el 2 de febrero de 1938 en la playa de A Frouxeira de Valdoviño.
Alejandro Porto comenzó sus estudios en la Escuela de Artes y Oficios de Ferrol, en la que ingresó el año 1910. A principios del año 1913 se trasladó a La Habana en compañía de una tía materna, continuando sus estudios de electricidad en la capital cubana. El año 1917, con veinte años de edad, viajó a Estados Unidos, de donde fue pronto expulsado debido a sus actividades políticas.
Retornado a España, en septiembre de 1924 Porto Leis empezó a trabajar como Mecánico-Electricista en el astillero de la entonces Constructora Naval, hoy empresa Navantia, mientras iniciaba su actividad política como militante de la Organización Republicana Galega Autónoma (ORGA), lo que ocasionó una cierta situación de enfrentamiento dentro de su familia, en la que su hermano Eliseo era miembro de la Falange.
En las elecciones municipales celebradas el 12 de abril de 1931, que dieron lugar a la Segunda República, Porto Leis salió elegido concejal dentro de las filas de la ORGA, siendo nombrado a continuación alcalde de Serantes. Como regidor tuvo una actuación controvertida, con todo tipo de enfrentamientos políticos, sociales, culturales, incluso religiosos y familiares, lo que le motivó estar sometido a diferentes procesos. Presidió su último pleno el 2 de enero de 1934, dejando de asistir desde esa fecha a las reuniones celebradas por el Ayuntamiento de Serantes.
Después de participar en la creación del nuevo partido Izquierda Republicana en Serantes, Alejandro Porto fue detenido a causa de los acontecimientos revolucionarios ocurridos en octubre de 1934, por su presunta participación en el incendio de la iglesia de San Xoán de Filgueira y por la tenencia ilícita de armas de fuego, al mismo tiempo que se suspendía de forma preventiva la corporación municipal que presidía en noviembre de ese mismo año 1934.
Tras ser trasladado a la prisión de A Coruña, fue puesto en libertad en octubre de 1935 y amnistiado en febrero de 1936. En ese momento Porto Leis volvió a hacerse cargo de la alcaldía, ejerciendo su cargo hasta que al declararse la Guerra Civil, el día 23 de julio un Bando del Gobernador Militar de Ferrol declara el estado de guerra y una Comisión Gestora asume las funciones de la alcaldía. De esta forma Alejandro Porto fue el último alcalde elegido del municipio de Serantes, antes de su agregación al de Ferrol el año 1940.
Por otra parte, el mismo día en que se declaró la Guerra Civil, Porto Leis huyó de su domicilio permaneciendo escondido durante dos años en diversos lugares de la costa y los montes de Covas y de San Jorge, en su antigua casa de Serantes y en casas de amigos, hasta que al encontrarse enfermo y tener que visitar por enfermedad al médico de Serantes fue delatado y en seguida detenido por la Guardia Civil. Con el antiguo alcalde fueron detenidos los tres compañeros que le habían ayudado a ocultarse.
Según informa su biógrafo, Paulino Gasalla, tras celebrarse la correspondiente causa abierta por los tribunales de Marina, el 2 de febrero de 1938, Alejandro Porto y sus tres compañeros, Modesto del Río, Jesús Miño y Avelino Landeira, fueron conducidos a Valdoviño por miembros de la Guardia Civil y las milicias de Falange, para efectuar unas diligencias, “huyendo durante el traslado”, siendo fusilados, sin juicio previo, en la playa de A Frouxeira de Valdoviño, sin que hasta hoy fuesen encontrados sus restos pese a las búsquedas realizadas.
En lo que se refiere a su actividad periodística la desarrolló especialmente en su etapa previa a ser nombrado alcalde, aunque la mantuvo hasta el año 1933. Colaboró con diversos periódicos: “El Correo Gallego”, “El Gráfico” y “Renovación” de Ferrol, “El País” de A Coruña y “La Democracia” y “La Libertad” de Serantes, usando a veces su nombre y en otras sobrenombres o seudónimos, para escribir artículos donde reflejaba su ideario político republicano y de izquierdas.
Persona culta y comprometida con su época, Alejandro Porto en sus colaboraciones de prensa mostró su interés por temas que iban desde la formación de la juventud hasta la extensión de la sanidad pública o desde temas relativos a la naturaleza y defensa del medio ambiente hasta la situación laboral de los trabajadores. Un asunto que estuvo siempre presente an sus trabajos de la prensa fue su total apoyo a la futura unión de los municipios de Ferrol y Serantes.
En cuanto al trabajo de Porto Leis como escritor y poeta, su obra más conocida fue un libro de poemas titulado Intemperancias poéticas, editado por la imprenta El Correo Gallego de Ferrol el año 1933 y dedicado a Antón Villar Ponte. Se trata de 48 poemas escritos en gallego y en castellano, previamente publicados en los periódicos de Ferrol y Serantes antes citados. Con anterioridad, el año 1932, Porto Leis había publicado una novela corta titulado Cara Dura y los Gitanos.
El año 2009 se filmó el documental de Xosé Abad, O segredo da Frouxeira, donde se narraban diversos aspectos de su vida. En febrero de 2011 se levantó un monolito frente al antiguo Ayuntamiento de Serantes para honrar la memoria de Alejandro Porto y sus tres compañeros de huida. Posteriormente, el año 2017 el escritor Paulino Gasalla, basándose en testimonios familiares, publicó la obra Alejandro Porto Leis: un alcalde para o pobo en tempos escuros, una completa y documentada biografía del político nacido en Serantes.
jjburgoa@hotmail.com

Alejandro Porto Leis