El hijo del procesado por el atropello mortal de Cedeira, juzgado por delito electoral

juicio delito electoral en Cedeira
|

La jueza de lo Penal 1 de Ferrol, María Jimena Couso Rancaño, dejó vista para sentencia ayer la causa que se sigue contra Óscar Caruncho por un presunto delito electoral, por el que el fiscal solicita que se le imponga la pena de seis meses de prisión, si bien manifestó que aceptaría que le fuese sustituida por una multa, mientras que la acusación particular pide un año de prisión. El acusado es hijo de Maximino Caruncho, el constructor cedeirés procesado y en prisión provisional  desde agosto de 2012 por el atropello mortal del también vecino de la villa  Juan José García Cheda. El juicio por estos hechos se celebrará en la Audiencia y la Fiscalía solicita 21 años de prisión por un presunto asesinato y obstrucción a la Justicia.
En cuanto al delito electoral del que se acusa a Óscar Caruncho, se refiere al reparto, en la jornada de reflexión de las elecciones municipales de mayo de 2011, de unos panfletos con el lema del PSdeG-PSOE en los que atribuían irregularidades urbanística al socialista José Luis Vergara, que se presentaba a la reelección a la Alcaldía de Cedeira.
Nada más comenzar el juicio, el acusado manifestó que respondería a las preguntas del fiscal, su abogado y la jueza, pero no a las de la acusación particular, que era ejercida por el exalcalde socialista. Así, al ser interrogado por el representante del Ministerio público reconoció que el día de autos, 21 de mayo de 2011, había estado repartiendo planfletos por la villa y justificó su acción en que pretendía defender a su padre, porque le habían comentado, y después lo comprobó él personalmente, que “Vergara hizo la campaña electoral basándose en temas urbanísticos de mi padre, refiriéndose a él como el famoso constructor de Cedeira que todos conocemos”.
Dicho reparto lo realizó en la jornada de reflexión de las municipales, pero Óscar Caruncho aseguró que él lo desconocía, hasta que alguien se lo dijo. “Yo entendía que siendo de un partido no se podía, pero yo no lo era, y mi intención no era perjudicar al PSOE”, dijo, añadiendo que cuando lo avisaron, sobre las doce del mediodía, paró. Insistió en que no pedía el voto para nadie y que solo criticaba que el alcalde cometiera errores en los mítines con cosas urbanísticas que no existían.
Por su parte, el denunciante, José Luis Vergara, testificó que a las doce del mediodía de la jornada de reflexión de las municipales de 2011 recibió varias llamadas informando de que el acusado repartía planfletos contra su persona, “en los que se me atacaba como alcalde y a mi gestión”. Añadió que los folletos estaban en los parabrisas de los coches, por debajo de las puertas y que también los entregaba en mano y en los establecimientos de la villa. Por esa razón, denunció los hechos ante la Guardia Civil y no en la Policía Local, para evitar que se pensase que podía haber influencias.
A preguntas de las partes, el exalcalde manifestó que su relación con la familia del constructor siempre había sido “estupenda”, y puso el ejemplo de que incluso le realizaron alguna obra, pero que “como alcalde me vi obligado a firmar decretos que le afectaban”.
Dos testigos declararon haberse encontrado con el acusado cuando estaba haciendo el reparto, uno de ellos entre las 10.30 y las 11.00 horas, y el otro minutos antes de las doce. El primero de ellos indicó que había advertido a Óscar Caruncho de que no debía hacerlo, porque podría estar cometiendo un delito. “Me respondió –continuó diciendo el testigo– que tenía derecho a salir a la calle a repartir, porque su padre también había salido en la prensa”.
La defensa del acusado presentó a otros dos testigos. Uno de ellos indicó que se había encontrado a Óscar entre las 12.30 y las 13.00 horas, que llevaba unos panfletos y estaba muy nervioso porque le acababan de decir que no podía repartirlos, “yo le dije deja eso, y nos fuimos a tomar unas cañas”.
El otro testigo declaró que el alcalde hablaba en los mítines sobre un constructor con “calificaciones no positivas, culpándolo de muchas cosas”, concretamente en el de cierre de campaña, que había salido ese día en la prensa.

El hijo del procesado por el atropello mortal de Cedeira, juzgado por delito electoral