Los penaltis apean a O Parrulo

Raya intenta llevarse la pelota ante la entrada de un futbolista rival | jorge meis
|

O Parrulo quedó apeado de la Copa del Rey al caer en la tanda de penaltis del encuentro que disputó ante el Ríos Renovables Zaragoza. Aunque los primeros compases fueron de tanteo por parte de los dos equipos, la escuadra visitante tenía un mayor control del esférico. Al equipo ferrolano, en cambio, le costaba tener la posesión de la pelota y a los tres minutos un robo de balón permitió al cuadro zaragozano montar una contra que finalizó con un remate de Nano Modrego al fondo de las mallas.
O Parrulo dispuso de su primera oportunidad al poco, a través de un lanzamiento de Cristian Rubio que salió rozando el poste. Era una fase en la que los dos entrenadores movían mucho el banquillo para intentar mantener un ritmo alto en el juego. Sin embargo, mediado el primer tiempo, el conjunto de la ciudad naval pasó a tener un mayor control de balón, aunque no era capaz de crear demasiado peligro. Por contra, en defensa cometía demasiados errores y, en uno de ellos, Óscar Villanueva volvió a batir al meta Brais.
El equipo ferrolano sufría muchos problemas a la hora de defender a los pivots, lo que le llevaba a llegar tarde a los balones. Así, superado el ecuador de la primera parte, en un saque de falta, Thiago Cabeça incrementó la ventaja de la formación visitante, lo que obligó a pedir un tiempo muerto al banquillo del cuadro local.
Tras él, Álex Durán dispuso de una clara opoerunidad para que su escuadra recuperase opciones, pero su remate, con la portería vacía, salió muy desviado. Sin emabrgo, a poco más de dos minutos para el descanso, en un saque de esquina, Thiago Cabeça anotó en propia meta y puso el 1-3 con el que se llegó al descanso.

Dificultades
El equipo visitante se hizo con el control de la pelota en la segunda parte, cometiendo O Parrulo dos faltas consecutivas. De esta manera, las ocasiones se sucedían para el Ríos Renovables Zaragoza y solo las buenas intervenciones de Brais y los errores en el remate de sus jugadores impedían que la ventaja aumentase.
Sin embargo, O Parrulo no falló en la primera oportunidad que dispuso y redujo distancias con un tanto de Retamar en propia meta. Un tiro lejano de Álex Durán significó el empate, lo que dio entrada a un nuevo partido con solo trece minutos por delante. En él, tras otro robo de balón, Isma marcó el tanto que le daba la vuelta al marcador cuando solo restaban ocho minutos para que finalizase el enfrentamiento.
Al poco el cuadro ferrolano dispuso de dos minutos de superioridad por la expulsión de un contrario, pero no la aprovechó. En cambio, Nano Modrego puso las tablas con un lanzamiento de doble penalti, con cuatro minutos por delante.
El tanteador no se movió más, por lo que hubo que ir al tiempo suplementario, en el que nadie fue capaz de marcar, por lo que se llegó a la tanda de penaltis, en la que el conjunto visitante estuvo más acertado en los lanzamientos. l

Los penaltis apean a O Parrulo