En Ferrol Vello se rehabilitaron menos de dos edificios al año desde que es ARI

|

El Plan Especial de Protección e Rehabilitación de Ferrol Vello recoge entre sus objetivos la rehabilitación de diez edificios y 32 viviendas al año durante un período de 12 años. Un objetivo muy ambicioso, sobre todo si te tiene en cuenta el dato de que desde que este barrio portuario fue declarado Área de Rehabilitación Integral –ARI– no se han recuperado ni dos edificios al año.
Aunque sobre el papel están muy bien los planes de protección, lo cierto es que no se contemplan ayudas extraordinarias por parte de las administraciones para que estos instrumentos se traduzcan en actuaciones concretas, sobre todo en un barrio en el que el deterioro de inmuebles camina de la mano de la situación económica de sus propietarios.
La Comisión Cidadá pola Recuperación de Ferrol Vello hace hincapié en la necesidad de que  las administraciones tomen cartas en el asunto y se produzca la rehabilitación de edificios y edificación de solares en peligro, ya sea de manera voluntaria o forzosa. Este proceso debería ser independiente de las medidas urgentes que el Concello ordene y ejecute por razones de seguridad y salubridad.

cronificación
La experiencia de los vecinos del barrio deja ver que las medidas de vallado de calles, cortes, etc. que deberían ser provisionales se convierten en permanentes y que las medidas urgentes y parciales que se ejecutan no implican una recuperación completa, por lo que el deterioro de los inmuebles continúa.
Para el colectivo que conforma la Comisión Cidadá pola Recuperación de Ferrol Vello, lo que sí podría servir de impulso a la rehabilitación del barrio será la aplicación de las ordenanzas municipales que regulan la rehabilitación forzosa, en concreto, la Ordenanza Reguladora do Rexistro Municipal de Solares e Edificacións para Rehabilitar –25 marzo de 2011–.
Según esta normativa, se puede poner en marcha la obligación de edificar, rehabilitar o reponer a un uso apropiado solares y edificaciones a instancias de la parte afectada o de oficio, lo que implica, además, la inclusión del inmueble en el “Rexistro de Solares e edificacións para rehabilitar”.
Tomando como referencia la situación del barrio y la normativa existente y en vigor, la Comisión Cidadá insta al Concello a incoar el procedimiento declarativo de esta obligación de edificar solares o rehabilitar en un total de 66 fincas, además de incluirlas posteriormente en el registro de solares. Se trata de inmuebles o parcelas en las calles Espartero –12 fincas–, Merced –dos–, Carme Curuxeiras –13–, Benito Vicetto –siete–, Curro –dos–, Mártires –una–, Castro –dos– , Espírito Santo –dos–, callejón del Cuco –una–, Cruz –una–, San Francisco –diez–,  Río Novo –cinco–, Virxe –tres–, Praza Vella –tres–, Castro –dos– y Argüelles –una–, además del solar de la Fábrica de Lápices.
Como destaca la Comisión no se trata únicamente de propiedades particulares, sino que hay solares y edificios que pertenecen a las administraciones públicas como tres viviendas en la calle San Francisco, el edificio de Aduanas o el número 1 de la calle Argüelles.

En Ferrol Vello se rehabilitaron menos de dos edificios al año desde que es ARI