Obama cree “garantizado” que Irán “jamás utilizará una bomba atómica”

U.S. President Barack Obama delivers a statement on Iran at the White House in Washington, January 17, 2016. Obama signed an executive order on Saturday lifting sanctions on Iran related to its nuclear program after Tehran fulfilled requirements under

|

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, aplaudió los esfuerzos diplomáticos que llevaron a la verificación del histórico acuerdo nuclear con Irán y el inicio de nuevas relaciones con la República Islámica. “Hoy es un buen día para la seguridad mundial, y una vez más hemos visto lo que la contundencia de la diplomacia estadounidense puede conseguir”, indicó en comparecencia de prensa en Washington. “Bajo el acuerdo nuclear del año pasado, nosotros y nuestros aliados hemos garantizado que Irán jamás echará mano de una bomba atómica”, añadió Obama.

El presidente reconoció que “el acuerdo no resolverá todas las diferencias con Irán”, pero la ausencia de diálogo durante décadas con Teherán “no beneficiaba a los intereses de EEUU”.

“Si Irán intenta hacer trampa, si intenta construir una bomba en secreto, nos daremos cuenta”,  advirtió el presidente para, a continuación, celebrar la llegada a Estados Unidos de los presos iraní-estadounidenses que hasta ahora estaban encarcelados por el régimen, entre ellos el jefe de la corresponsalía en la capital iraní del Washington Post, Jason Rezaian, “un valeroso periodista que ha escrito sobre las vidas y los sueños del pueblo de Irán”.

Estados Unidos anunció un acuerdo con Irán para devolver 1.700 millones de dólares (1.550 millones de euros) a la República Islámica en la devolución del dinero que había entregado el régimen del sha Reza Pahlevi a Washington a cuenta de la futura compra de armamento. La cantidad original demandada por Irán eran los 400 millones de dólares que había transferido el Gobierno iraní anterior a la Revolución Islámica de 1979, pero con los intereses, ambas partes cerraron una cifra final de 1.700 millones. Estos fondos estaban bloqueados desde 1981.

“Acuerdo Justo”

“En contactos bilaterales constructivos hemos llegado a un acuerdo justo sobre esta reclamación y, dado el riesgo de litigar, es lo mejor para Estados Unidos”, explicó el secretario estadounidense, John Kerry.

“El pago para Irán se basa en una tasa de interés razonable y por consiguiente el país iraní no podrá pedir una mayor cantidad en el tribunal y se evita así que los contribuyentes estadounidenses tengan que pagar más dinero”, indicó Kerry.

El caso estaba siendo seguido en el Tribunal de Reclamaciones Irán-Estados Unidos con sede en La Haya. En este tribunal se investigaron también las peticiones de indemnización de ciudadanos estadounidenses afectados por la Revolución Islámica.

“La totalidad de las 4.700 reclamaciones de particulares presentadas ante el tribunal fueron resueltas durante los veinte primeros años de existencia del mismo y se saldaron con pagos de 2.500 millones de dólares”, apsotilló John Kerry.

Obama cree “garantizado” que Irán “jamás utilizará una bomba atómica”