El alcalde de Santiago reaparece sin valorar la falta de apoyo del PP

Xosé Díaz, hijo del fundador de Sargadelos, realiza una ofrenda floral en la tumba de su padre efe
|

El alcalde de Santiago, el popular Ángel Currás, reapareció ayer en público, aunque no quiso pronunciarse sobre la falta de apoyo de los líderes de su partido que el pasado viernes demostraron los presidentes del Gobierno central y gallego, Mariano Rajoy y Alberto Núñez Feijóo, respectivamente, al eludir dar su respaldo público al aún regidor santiagués.

Y es que el pasado viernes, el alcalde compostelano ni siquiera estuvo presente en el homenaje celebrado en Santiago al expresidente de la Xunta Gerardo Fernández Albor, al que si acudieron los pesos pesados del PP.

A pesar de las insistentes preguntas de los periodistas sobre si se ve respaldado por el PP, el regidor rechazó hacer valoración alguna. “Hoy solo hablo de Valle y Díaz Pardo”, zanjó escuetamente ayer Currás, al igual que hiciera Rajoy el viernes cuando dijo que “hoy vengo a otra cosa”.

Así las cosas, fuentes del consistorio santiagués confiaron ayer en que la situación se resuelva el próximo día 17, cuando Currás tendrá que declarar ante la juez Pilar de Lara en los juzgados lucenses.

El regidor compostelano, imputado por tráfico de influencias en la operación “Pokémon”, que instruye el juzgado de Lugo y se centra en una presunta trama de corrupción en las adjudicaciones públicas de varios ayuntamientos gallegos a distintas empresas, principalmente al grupo Vendex, se manifestó “inocente” solamente horas después de haber sido implicado en esta causa.

 

Tranquilidad

En una comparecencia de prensa celebrada el jueves de la semana pasada, Currás comentó que declarará “con la máxima tranquilidad” y con la confianza de que “todo se aclare”.

El regidor confirmó que había recibido la citación de la titular del Juzgado de Instrucción número uno de Lugo, Pilar de Lara Cifuentes y también confirmó la imputación de su jefe de gabinete, Francisco Castro. A pesar de ello, expresó la “absoluta seguridad” de que colaborará con la justicia e informó de que había dado instrucciones para que se facilite a la juez toda la documentación requerida con “la mayor diligencia”.

Sobre si tenía intención de dimitir, el regidor insistió en que se consideraba inocente y que esa decisión no estaba en su ánimo, aunque agregó que “el código del partido es claro”, por lo que, si se deciden medidas cautelares contra su persona, tendría que poner el cargo “a disposición”, sin “duda ninguna”.

Sobre el motivo de la imputación, confesó desconocerlo, aunque sugirió, por lo ya publicado, que se podría referir a asuntos de contratación en la Escuela de Salgueiriños y gestión en otros centros de educación en servicios como ujieres o limpieza.

El alcalde señaló que él mismo había informado de su imputación al presidente de la Xunta y del partido en Galicia, Alberto Núñez Feijóo, aunque rechazó referirse al contenido de la conversación.

Antes que a Ángel Currás, la juez Pilar de Lara imputó en esta trama de corrupción a los regidores de Ourense, el socialista Francisco Rodríguez, y de Boqueixón, el también popular Adolfo Gacio, que abandonaron sus cargos al frente de los mencionados consistorios. Incluso en su propio consistorio, la concejal santiaguesa Rebeca Domínguez también fue imputada por esta misma causa.

El alcalde de Santiago reaparece sin valorar la falta de apoyo del PP