Pedro Sánchez insiste en que no convocará elecciones hasta que acabe la legislatura

Pedro Sánchez valora su gestión al frente del Gobierno | emilio naranjo (efe)
|

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, insistió ayer en que no habrá elecciones hasta que acabe la legislatura porque tiene una “hoja de ruta” que piensa seguir hasta entonces. Sánchez, además, aseguró que el Ejecutivo intentará sacar adelante sus proyectos pero también advirtió al resto de partidos de que “esta es una acción política corresponsable, del Gobierno y del Parlamento”.
Y recalcó que si las demás formaciones no le apoyan para sacar adelante medidas como la nueva senda de estabilidad presupuestaria previamente acordada con las comunidades, tendrán que explicárselo a sus vecinos en sus respectivos territorios.
En la rueda de prensa en la que hizo balance de sus primeros dos meses de Gobierno, Sánchez señaló que desde el primer momento dijo “muy claramente” que antes de convocar elecciones había que lograr la “estabilidad política y social”.

Hoja de ruta
Y por eso trazó su “hoja de ruta”, la que denominó “agenda del cambio” y en la que está inmerso su Gobierno y con la que pretende seguir avanzando.
Por eso señaló que hay que plantear a los demás partidos la cuestión de qué van a hacer ellos hasta que lleguen los comicios, si piensan “apoyar al Gobierno en las cuestiones fundamentales” o pretenden quedarse “parados” y estar siempre en contra de cualquier iniciativa.
Pedro Sánchez recalcó que el “cambio de época” que defiende persigue sacar a España de la “parálisis y el letargo” en la que la había sumido el anterior Gobierno, y para eso, insistió, es necesario también que se involucre el Parlamento.
Sobre este mismo asunto, y al ser preguntado por las dificultades que el Gobierno está teniendo para sacar adelante iniciativas, Sánchez remarcó que la “debilidad” que le preocupa es la del estado de bienestar.
Y reiteró que el hecho de que sean fáciles o difíciles las votaciones no es lo que más le preocupa, sino que sean útiles.

Blindar el bienestar
Sánchez, insistió ayer que el Ejecutivo volverá a presentar en el mes de septiembre la senda de estabilidad rechazada por la Cámara Alta, “no por empecinamiento”, sino para “blindar el Estado de Bienestar”.
El presidente pronosticó que el ejercicio 2018 concluirá con un crecimiento “vigoroso” del 2,7%, por encima de los países de la zona euro y de la media de la UE, con una creación de 455.000 nuevos empleos a final de año.
Asimismo, remarcó que otro de los objetivos del Ejecutivo es sanear las cuentas públicas y reforzar el Estado de bienestar, por lo que defendió la senda de estabilidad aprobada por el Gobierno porque plantea una “doble estabilidad económica y social”.
“Es la propuesta por la que trabajamos y vamos a ofrecer al conjunto de la Cámara a partir del mes de septiembre”, confirmó Sánchez, quien insistió en que se trata de “una causa justa que se volverá a presentar, “no solo por empecinamiento, sino porque beneficia a la clase media y trabajadora”, que exige un Estado de bienestar “fuerte” y mejoras en Sanidad, Educación, dependencia, servicios sociales y políticas activas de empleo.
A este respecto, espera que la senda de estabilidad sea “extensiva” a los Presupuestos de 2019 que el Gobierno presentará a la Cámara y confía en que sean “efectivos” el año. “Si el crecimiento no llega a las clases medias no es útil, hay que crecer para distribuir y blindar el Estado de Bienestar”, ha remachado.
En cuanto a la posibilidad de una modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, Sánchez no aclaró si el Gobierno cambiará la norma pero dejó claro que le parece “impropio” que el Senado tenga la capacidad de vetar una senda de estabilidad que haya sido aprobada mayoritariamente por el Congreso.
“Fue una modificación que hizo el Gobierno del PP con mayoría absoluta, si tengo que manifestar opinión es contraria”, se ha limitado a decir al respecto Sánchez.
Sobre la derogación de la reforma laboral, Sánchez volvió a reiterar que no hay un mayoría parlamentaria que quiera derogar en su totalidad la citada reforma, pero insistió en que “entre cero y 100 hay un camino enorme y en eso va a estar el Gobierno”. Así, aseguró que se “desmontarán buena parte de los artículos más lesivos de la reforma laboral”. En este sentido, indicó que el Parlamento ya está debatiendo sobre la subcontratación. l

Pedro Sánchez insiste en que no convocará elecciones hasta que acabe la legislatura