Cuarto cetro europeo para Gómez Noya

|

La puesta a punto para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro le trajo a Javier Gómez Noya un cuarto título europeo. El triatleta ferrolano demostró en la prueba celebrada ayer en el Parque de las Naciones de la capital portuguesa –la primera de relativo nivel a la que hace frente esta temporada– que marcha por el buen camino para luchar por la medalla de oro en la cita olímpica. Es cierto que entre los rivales a los que ayer se enfrentó no estaban Mola, Alarza o los hermanos británicos Brownlee, pero la victoria –y, sobre todo, la forma en la que se impuso– confirman lo positivo de su evolución con vistas a su objetivo de la temporada. 
Marchar entre los primeros en el segmento de natación –liderado como es habitual por el eslovado Richar Varga– permitió a Javier Gómez Noya pasar a formar parte del grupo delantero, de catorce triatletas, después de la primera transición. Otros dos españoles, Francesc Godoy y Davia Castro, se encontraban también entre los elegidos, que fueron aumentando paulatinamente su renta sobre el pelotón principal. Tanto fue así que a la segunda transción se llegó con una distancia por encima del minuto, lo que hacía indicar que el título se lo iban a jugar los de cabeza.

SUPERIORIDAD 
Llegados ya al segmento de carrera a pie, no tardaron ni dos kilómetros Javier Gómez Noya y Dmitry Polyanskiy en destacarse del resto en busca de la victoria. Incluso ya antes de llegar al ecuador del los diez kilómetros de carrera, el ferrolano ya estaba destacado al frente de la carrera. Así que los últimos kilómetros se trataron de conservar la renta que tenía para volver a adjudicarse el título continental, mientras que por detrás la lucha estaba en saber quiénes eran sus compañeros en el podio. En esa lucha estuvo inmerso el español Francesc Godoy que, sin embargo, no fue capaz de pasar de ser séptimo.
Esta victoria de Gómez Noya en la primera gran competición a la que hacía frente esta temporada confirma que su puesta a punto para la cita olímpica marcha por los derroteros deseados.

Cuarto cetro europeo para Gómez Noya