Cien partidos con Mackay

Mackay portero del Racing
|

Partido a partido, Mackay ha ido sumando participaciones con el Racing hasta convertirse mañana en centenario. Desde que debutase con el equipo ferrolano en la trigésimo tercera jornada del campeonato liguero 12/13 –fue fichado de urgencia para suplir las bajas de Camacho y Marcos Souto, que se habían lesionado la jornada anterior–, el meta herculino ha acumulado presencias para disputar mañana contra el Coruxo, en su cuarta temporada en el club verde, su encuentro número cien como racinguistas. “Ojalá ese número se quede en anécdota y pueda seguir acumulando más”, explica. El cancerbero, aun así, reconoce que “es una cifra importante. Indica que el club confío en mí desde que llegué”.
Mackay destaca de su etapa en el Racing que “es el equipo en el que más tiempo he estado y donde más cómodo estoy. Por eso seguiré la temporada que viene”. Pero tiene la espina clavada de no haber podido subir a Segunda con el equipo ferrolano, del que espera que de cara a la próxima temporada sea capaz de formar un buen equipo para luchar por colarse entre los cuatro primeros y, a partir de ahí, pelear por el ascenso.

Recuerdos
En cien partidos, a Mackay le ha dado tiempo de vivir buenos y malos momentos. De los primeros destaca, sobre todo, el nivel que dio en la temporada 13/14, en la que el Racing se clasificó para la fase de ascenso a Segunda, en la que el equipo ferrolano superó la primera ronda –que lo enfrentó al Reus– para caer después en la que lo midió al Huesca. “Ahí teníamos puestas bastantes esperanzas en el ascenso”, recuerda, mientras que de la pasada campaña destaca que “fue una buena temporada de todo el equipo y teníamos esperanzas de ser campeones para conseguir el ascenso de manera directa y no tener que jugar tres eliminatorias. Pero en la última jornada perdimos esa posibilidad... y eso se convirtió en un golpe grande”.
En cuanto a los malos, la lesión que sufrió esta temporada en la tercera jornada del campeonato liguero, en los minutos finales del partido contra la Mutilvera, se lleva la palma. “Fue un palo muy duro en lo personal. Pero ya está superada, olvidada... y ahora se trata de dar guerra otra vez”, dice.

Objetivo
En la situación actual, después de estar durante muchas jornadas rondando los puestos que acarrean peligro de perder la categoría, el Racing se centra en clasificarse para la próxima edición de la Copa del Rey. Sería un objetivo que haría que la temporada no fuese tan malo como lo ha sido en líneas generales. “Sería algo bueno para el club y para la afición y esperemos conseguirlo”, dice el portero coruñés. De hecho, el cancerbero herculino está convencido de que la suerte le puede favorecer la temporada que viene. “Esperemos que la próxima temporada podamos ver en A Malata al Barcelona o al Real Madrid. Sería muy bonito”, dice el cancerbero herculino que, por eso, espera ayudar a su equipo lo máximo posible para acabar en las posiciones que lo garantizan –quitando a los filiales, los cinco primeros del grupo primero–. l

Cien partidos con Mackay