Urkullu y Revilla llaman a la prudencia al abrir la movilidad entre Euskadi y Cantabria

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (i) y el Lehendakari, Iñigo Urkullu (d), charlan durante su encuentro en el barrio de Kobaron de la localidad vizcaína de Muskiz, en el primer día de recuperación de la mo
|

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, han escenificado ayer por la mañana en el barrio de Kobaron de Muskiz (Bizkaia), la recuperación de la movilidad entre Euskadi y Navarra, con una llamada a la prudencia y a guardar las medidas de prevención contra el coronavirus, después de que ambas comunidades hayan levantado el estado de alarma y entrado en la “nueva normalidad”.

En concreto, Urkullu emplazó a tomar conciencia de la necesidad de cumplir las recomendaciones para evitar el contagio de la pandemia y preservar, de esta manera, “el esfuerzo” realizado durante estos meses para no volver atrás, y ha instado a los vascos que viajen a la Comunidad cántabra a que cumplan todas las medidas de prevención y seguridad. Revilla ha acompañado las palabras del lehendakari con la frase: “Estamos en el mismo barco, seamos responsables”.

Saludo con el codo

Los presidentes de Euskadi y Cantabria se encontraron ayer, a las 09.00 horas, en el barrio de Kobaron de la localidad vizcaína de Muskiz, portando mascarillas, y se saludaron con el codo.

Ambos realizaron un breve recorrido por la Vía Verde del Paseo de Itsaslur, de Bizkaia, que conecta con la Vía Verde del Piquillo, en Cantabria. Desde allí se puede ver Castro Urdiales y el Superpuerto de Bilbao. Posteriormente, hicieron declaraciones a los medios de comunicación. Con este acto, simbolizaron la reapertura de la movilidad entre ambas comunidades.

El Lehendakari quiso lanzar un mensaje con “tres fundamentos”: uno el del recuerdo, otro el del reconocimiento y agradecimiento, y un tercero de concienciación. En primer lugar, el Lehendakari recordó a todos los fallecidos por el Covid-19 y también a aquellas personas que “no tienen opción a la movilidad”, cuando Euskadi y Cantabria la recuperan en esta nueva fase en la que se levantó el estado de alarma.

Su reconocimiento y agradecimiento, lo dirigió “a toda la sociedad por el compromiso demostrado durante todo el periodo de confinamiento, durante todas las fases del proceso de desescalada”. “Un reconocimiento y agradecimiento especial a todos los trabajadores que han cuidado de nosotros, especialmente a los sanitarios y sociosanitarios, pero también a los que hacen posible que la vida siga adelante y que nosotros podamos gozar de esta vida”, añadió.

Toma de conciencia

Iñigo Urkullu no quiso olvidarse, de apelar a la “toma de conciencia”. “Nada de esto sería posible sin el trabajo anterior y tampoco el trabajo anterior habría servido de nada, si a partir de hoy no guardamos las medidas que son absolutamente recomendadas y necesarias de cumplir por cada uno de nosotros. Por lo tanto, tiene que estar en la conciencia de cada uno de nosotros el hecho de que preservemos todo aquello que ha supuesto un esfuerzo en la etapa anterior”, indicó.

El presidente del Gobierno Vasco animó a “observar las medidas preventivas, especialmente la higiene personal, el distanciamiento físico entre las personas y el uso indispensable de las mascarillas cuando no se pueda guardar el distanciamiento físico”, en el día que en el que abre la movilidad entre Euskadi y Cantabria, con el fin de evitar “que se repitan los efectos de la pandemia, de un virus que sigue estando entre nosotros”. l

Urkullu y Revilla llaman a la prudencia al abrir la movilidad entre Euskadi y Cantabria