Aznar vuelve al PP y proclama a Casado como el “gran líder” del partido

|

El expresidente del PP José María Aznar volvió ayer oficialmente a su casa política, de la que llevaba alejado los años del mandato de Mariano Rajoy, y lo hizo por la puerta grande, con una intervención en la que pidió el voto para el PP y proclamó a Pablo Casado “gran líder” del partido.

Aznar convirtió su petición de voto para el PP en el titular del día porque llevaba mucho tiempo sin hacerlo en los actos que ha protagonizado, ninguno de ellos de partido. De hecho, estuvo ausente en el último congreso extraordinario del PP, en el que el expresidente Mariano Rajoy dio el relevo a Casado.

“Sin tutelas ni tutías”
Como si ese momento hubiese quedado en el olvido, Aznar proclamó el liderazgo de quien ve como su sucesor natural, y lo hizo con las mismas palabras que el fundador del partido, Manuel Fraga, utilizó para cederle el testigo a él en 1990, al decir que Casado es un líder “sin tutelas ni tutías”.

En su discurso recordó sus coincidencias no solo ideológicas con Casado, sino incluso biográficas, ya que ambos llegaron a la presidencia del partido con 37 años y proceden de Ávila, sin embargo considera que el nuevo líder del PP “es mucho más listo y sabe mucho más de política” que él. Aunque no despertó el caluroso aplauso que recibió el viernes Rajoy a su llegada a la convención, Aznar sí tuvo encendidos aplausos durante su intervención, que gustró a propios y a extraños, ya que hasta algunos reticentes se mostraron satisfechos de que por fin vuelva a pedir el voto para el PP. El secretario general del PPE europeo, Antonio López-Isturiz, en su presentación del expresidente, destacó que la “receta Aznar” está basada en “trabajo, responsabilidad y liderazgo” y los mismos “gurús de la política” que se equivocaron con el expresidente se equivocarán de nuevo con Casado, auguró.

Un líder del PP que consideró que, tras escuchar a Mariano Rajoy y a José María Aznar en la convención nacional, “queda claro que el partido está unido y fuerte”. Casado es ahora más líder que antes de empezar la convención, a falta del broche que pondrá hoy con su discurso en la clausura, en el que volverá a contar con la presencia de Aznar y la del nuevo presidente de la Junta, Juanma Moreno, quien se ha convertido en el “superbarón” regional del partido conservador. 

La de ayer fue una maratoniana de debates en la que aún han sonado los ecos de la del viernes, con la apelación de Rajoy a huir de sectarismo.

Aznar vuelve al PP y proclama a Casado como el “gran líder” del partido