La crisis de Crimea es la peor amenaza en Europa desde la Guerra Fría, dice Rasmussen

El ministro español de Defensa, Pedro Morenés (izda), conversa con su homólogo británico, Philip Hammond (centro), junto al secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen (dcha), durante la reunión de ministros de
|

 El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, dijo hoy en Washington que la anexión de Crimea por Rusia es "la amenaza más grave a la seguridad y estabilidad europea desde la Guerra Fría".

En una conferencia sobre el futuro de la Alianza Atlántica en el centro de estudios Brookings, Rasmussen dijo que lo ocurrido en Crimea debe ser "una llamada de atención para la OTAN".

El secretario general aliado destacó que esta crisis es especialmente seria porque se produce "justo en las fronteras" de la OTAN, al tiempo que advirtió a Rusia de que se arriesga al aislamiento si continúa por el camino de la anexión efectiva de Crimea a la Federación Rusa.

Al igual que los gobiernos miembros de la Alianza, Rasmussen dijo que el "llamado" referendo del pasado domingo en Crimea para unir la república autónoma a Rusia es ilegal e ilegítimo.

El político danés aseguró que esa consulta, que ha despejado el camino para que el presidente ruso, Vladímir Putin, firme la anexión de Crimea, se realizó "a punta de pistola" y no es válida ni justifica un cambio en las fronteras europeas.

La crisis, en su opinión, "recuerda que la seguridad en Europa no se puede dar por algo garantizado, y también que ni Europa ni Estados Unidos deben buscar soluciones en solitario".

Estados Unidos ha aumentado su aportación a la misión de vigilancia aérea de la OTAN en las repúblicas bálticas, y también ha enviado doce cazas F-16 a Polonia ante los movimientos de tropas rusas en Crimea, que desde el cambio de gobierno en Kiev por un Ejecutivo pro occidental ha aislado militarmente la península.

Rasmussen consideró que con la anexión de Crimea "las relaciones habituales no son posibles".

El secretario general recordó que la OTAN ha suspendido la cooperación militar efectiva con Rusia, pero no se han cerrado los canales de "diálogo político".

"Lo que debe quedar claro es que el comportamiento ruso debe tener consecuencias", añadió.

La crisis de Crimea es la peor amenaza en Europa desde la Guerra Fría, dice Rasmussen