La entidad valora los tanques de tormentas en redes modernas de las zonas urbanas

|

La sociedad estatal Acuaes destacó la “efectividad” de los tanques de tormentas, unos depósitos subterráneos, explican, completamente estancos a los que llegan los nuevos colectores generales y que recogen las aguas contaminadas captadas por las redes de alcantarillado de la ciudad. “Actualmente no se entiende una red moderna de saneamiento urbano sin la construcción de este tipo de tanques”, aseguran desde el organismo. En los momentos en que no llueve o lo hace con poca intensidad, explican, el agua que llega al tanque se bombea hasta el interceptor y de ahí a la EDAR, manteniéndolo vacío. Si aumenta la intensidad de las lluvias las aguas contaminadas se acumulan en el tanque y permanecen allí hasta que pare de llover, momento en que el interceptor admite que se le bombeen desde el tanque de tormentas. De este modo, se evita que un gran volumen de aguas contaminadas se vierta al medio sin necesidad de sobredimensionar los nuevos colectores.
En el supuesto de que la duración o intensidad de las lluvias sea muy elevada y se sobrepase la capacidad de almacenamiento del tanque, el agua rebosa por un vertedero hacia el medio receptor.
En el caso de los tanques que se construirán en Ferrol y Narón, para reducir por completo el riesgo de proliferación de olores tanto en el interior como en el exterior de los mismos, se instalará un sistema de ionización de aire del interior del edificio, para neutralizarlos. n l.r.c.

La entidad valora los tanques de tormentas en redes modernas de las zonas urbanas