AFAL Ferroltera: 15 años trabajando por la memoria

la presidenta, a la drcha, en la presentación de “regala un recuerdo” l.p.
|

La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras demencias –AFAL Ferrolterra– celebró el pasado año su decimoquinto cumpleaños, desde que un grupo de familias afectadas por esta enfermedad “se propuso cambiar esa realidad y abrió una puerta a la esperanza creando AFAL”, como recuerda la presidenta Milagros Prieto.

Desde entonces, la entidad no ha hecho sino crecer y aunque son momentos difíciles en los que las ayudas disminuyen, el trabajo continúa y la asociación avanza, introduciendo continuas actividades y mejoras.

AFAL atiende a enfermos, cuidadores y familias con tratamientos que mejoran la calidad de vida y que se llevan a cabo a través de un trabajo asistencial y como centro de formación.

Desde su creación, un momento que marca un hito en la historia de AFAL es la apertura del centro de día terapéutico de Ferrol, pionero en la comarca. Así, en la calle Río Castro, de lunes a viernes de ocho de la mañana a ocho de la tarde, un equipo interdisciplinar integrado por logopedas, psicoterapeutas, terapeutas ocupacionales, educadores sociales, psicólogos, médicos, enfermeros, podólogos, trabajadores sociales y gerocultores centran sus esfuerzos en mejorar la calidad de vida de los enfermos a través de diferentes acciones. Entre estas se encuentran los talleres de orientación a la realidad –para evitar las desconexiones con el entorno–, psicomotricidad –con actividades físicas–, estimulación cognitiva lúdica –juegos que ponen en práctica habilidades interpersonales–, talleres de pintura y manualidades, actividades de la vida diaria, gimnasia, musicoterapia, talleres ocupacionales y terapias en sociedad –que incluyen visitas de los usuarios fuera del centro–.

Pero AFAL no solo centra su actividad en la atención al enfermo y el trabajo para retardar los efectos de la pérdida de memoria sino que, como destaca su presidenta, juegan un importante papel las familias de los enfermos. De este modo, para ellos, se llevan a cabo talleres de ayuda y se les presta asesoramiento social y jurídico, préstamo de productos de apoyo, biblioteca especializada, etc. además de desarrollar terapias en grupo, individuales o de pareja.

Pero la herramienta fundamental para mantener la mejora de la calidad de vida el máximo tiempo posible es, a juicio de Milagros Prieto, la formación. Un fin que se logra, explica, “cuando cada familia que se ve obligada a convivir con el alzheimer sabe cómo afrontar cada una de las fases de la enfermedad”. Por eso, los principales destinatarios de la programación formativa son las familias y la sociedad en general, ya que se intenta normalizar un mal que se encuentra en uno de cada diez hogares de Ferrolterra con mayores de 65 años y en cinco de cada diez si superan los 80.

Este año se presentó el portal web www.afalferrolterra.com y, en los últimos meses, se pusieron en marcha iniciativas como “Regala un recuerdo”, con la impresión de tarjetas para entregar con los onsequios navideños que recogen imágenes de la vida de algunos de los usuarios de AFAL, o una muestra de los trabajos desarrollados en los centros de día en Sargadelos. Son solo algunos ejemplos del acercamiento de la entidad a la sociedad.

AFAL Ferroltera: 15 años trabajando por la memoria