La pandemia en España da signos de estabilización al bajar la incidencia a menos de 500 casos

Dos profesionales sanitarios realiza un test PCR a un residentes de un centro de mayores de Cataluña | enric fontcuberta
|

La segunda ola da signos de estabilización en España al bajar la incidencia acumulada por quinto día consecutivo, situándose por debajo de 500 casos por 100.000 habitantes por primera vez en dos semanas, al tiempo que disminuye ligeramente la ocupación de las UCI y la presión hospitalaria.

El Ministerio de Sanidad notificó ayer 308 muertes así como 21.371 nuevos positivos, 8.775 casos diagnosticados en las últimas 24 horas. Con ello, la cifra total de contagios desde el inicio de la pandemia asciende a 1.498.591 y la de muertos a 40.769, de los que 1.315 tienen fecha de defunción en los últimos siete días.

La ocupación de las UCI cede ligeramente hasta el 31,75 %, mientras que la presión hospitalaria baja por quinto día consecutivo hasta el 16,5 %.

Asimismo, la incidencia acumulada en 14 días desciende a los 498,19 casos por cada 100.000 habitantes. De esta manera, sigue la senda ligeramente descendente de toda esta semana, puesto que el lunes era de 529 casos, el martes de 524, el miércoles de 514 y este jueves de 504.

Se aprecia también un pequeño descenso en la positividad de las pruebas que se realizan, y que pasa del 13,41% al 13,33% ayer.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, subrayó que la situación de la pandemia sigue siendo “muy complicada”, aunque reconoció que hay signos de estabilización, por lo que pidió a las autonomías “un punto de templanza” y no modificar las restricciones antes de “dos o tres semanas”, ya que es cuando se ven los efectos.

Asimismo, Sanidad estableció ayer que una persona que estuvo hospitalizada por coronavirus y que es dada de alta porque su situación clínica lo permite, aunque su PCR siga siendo positiva, tiene que estar en aislamiento domiciliario un mínimo de catorce días, y no de diez como hasta ahora, desde el inicio de síntomas.

Así consta en la nueva actualización publicada ayer de la Estrategia de Detección precoz, Vigilancia y Control del Covid-19

Por su parte y ante la situación epidemiológica Castilla y León  puso en marcha nuevas medidas preventivas, en concreto el cierre de casinos, bingos, casas de apuestas y demás locales dedicados al sector del juego al menos hasta el 26 de noviembre.

La situación es particularmente compleja en Burgos, la capital con el mayor índice de contagios de Castilla y León. Por ello, el presidente de la Junta, Alfredo Fernández Mañueco, pidió a los burgaleses que limiten sus movimientos “al máximo”.

También se solicitó reducir al máximo la movilidad en Badajoz, donde se suspendieron los eventos culturales y se celebrarán los partidos de fútbol sin público.

En mejor situación se encuentra Madrid, que el próximo lunes levantará las restricciones a la movilidad en diez zonas básicas de salud que presentan una disminución del 50% o más en la incidencia acumulada y una marcada tendencia descendente.

Por su parte, la Junta de Andalucía permitirá abrir a la hostelería hasta las 23.30 horas exclusivamente para el servicio de entrega a domicilio y establece como hora límite para realizar los pedidos las 22.30 horas.  

Asimismo, la presidenta del Cabildo de Lanzarote, María Dolores Corujo, informó de que a los estudiantes que se encuentran fuera de la isla y regresen en Navidad, se les realizará test del coronavirus con el fin de “mantener la pandemia bajo control y que los contagios por coronavirus no aumenten” en el territorio insular.

Además, Asturias el personal de las residencias y centros sociosanitarios ante la situación.

La pandemia en España da signos de estabilización al bajar la incidencia a menos de 500 casos