Los vecinos de Santa Mariña dejan el pleno con la promesa de “lo intentaremos”

Pleno Ayuntamiento de Ferrol
|

El salón de plenos acogió ayer otra sesión interminable, con solo cinco puntos del orden del día para su aprobación –salvo la declaración institucional del 8 de marzo todas relacionadas con modificaciones de crédito– y ocho mociones de los grupos de la oposición que suscitaron un amplio y crudo debate, que en uno u otro momento todos calificaron de “vergonzoso”.
La construcción de la pasarela peatonal que une los barrios de Santa Mariña y el Ensanche A llegó al pleno por cuarta vez, en forma de moción, y contó también en esta ocasión con una aprobación unánime de todos los grupos. Ya se había aprobado anteriormente, por tanto, sacar adelante una modificación de crédito para abordar este proyecto y ampliarlo con el muro de contención, siempre y cuando ADIF, responsable de la obra, no lo acometiese de forma voluntaria tras la emisión de una orden de ejecución por parte del Concello.
Sin embargo, los vecinos de Santa Mariña, cuya presidenta Maru Rivera intervino al inicio del debate, no pudieron irse más satisfechos que en las anteriores ocasiones y mucho menos con la certeza de que la obra se vaya a ejecutar cuanto antes, como era su reclamación.
En un debate de enfrentamiento directo entre gobierno y oposición y con alusiones a la responsable de Urbanismo, María Fernández, se llegó a preguntar por parte de esta edil al interventor si era posible hacer esa modificación de crédito que se pedía, de forma inmediata, algo que, sin embargo, el propio gobierno ya había aprobado en anteriores ocasiones sin, por lo visto, haber planteado si se podía o no.
La respuesta fue sí, priorizando actuaciones y decidiendo que si la obra de Santa Mariña es prioritaria habrá que restar cuantías a otras cuestiones. La decisión final del gobierno, ante la continua insistencia de los grupos sobre una respuesta clara, se limitó a un “se intentará la aprobación de la modificación de crédito”, por parte de la responsable de Urbanismo, María Fernández, y a un “tratar de aprobar a modificación”, planteado por el alcalde, Jorge Suárez.
“Estancados, desilusionados e cansados” fueron calificativos que la presidenta de la AVV expuso en su intervención para mostrar el estado de ánimo de los vecinos que no por eso se rinden y anunciaron que “se non toman medidas no Concello as tomaremos nós doutra maneira”.

Reclamación
El BNG, y en su nombre el portavoz Iván Rivas, proponente de la moción, reclamó la cuantía necesaria para la obra y que se inste a ADIF a ejecutar la actuación del muro para, si no se hace cargo, poder ejecutarlo desde el Concello de forma subsidiaria y reprochó al ejecutivo que “agora miran si poden ou non aprobar unha modificación, cando en octubre e novembro acordaron facelo e de repende entran as dúbidas sobre algo que afirmaron que farían”.
En esta misma línea se manifestaron PSOE, PP y la no adscrita Esther Leira que calificó de “reality show” un pleno en el que “en directo” se consulta al interventor “algo que o goberno tiña que ter sabido”.
La portavoz socialista, Beatriz Sestayo, consideró una “falta de respeto” que después de cuatro plenos se haga esa consulta “in extremis” y Martina Aneiros –PP– insistió en que este tema resultó “lamentable, vergonzoso y ejemplo de un gobierno cobarde, este culebrón de la pasarela”.
La edil de Urbanismo indicó que la tramitación no es fácil y anunció una presentación pública del proyecto a los vecinos y, si la modificación “es posible”, mostró su apoyo.
Con el sí unánime se cerró el debate, aunque los vecinos continuaron reclamando explicaciones y el alcalde fue algo más concreto al comprometerse a ejecutar esta obra en el presente mandato, a tratar de hacer una modificación de crédito y a presentar el proyecto en un acto para que pueda ser conocido.
Los vecinos de San Xoán, y en su nombre el presidente de la AVV, Andrés Medín, tomó el testigo de Santa Mariña para poner sobre la mesa la necesidad urgente de las obras de las calles Basanta y O Espiño. Con el proyecto aprobado, el presupuesto reservado y las expropiaciones hechas aunque todavía esperan la ejecución de la obra. El PSOE hizo suya esta moción, que recibió también el apoyo unánime de la corporación para que en este año 2018 se concluya la urbanización.
También los vecinos de Canido, cuya reivindicación de mejora de accesibilidad en calles como Celso Emilio Ferreiro, fue adoptada por Ciudadanos, consiguieron poner de acuerdo a toda la corporación.
Todos esperan no tener que volver al pleno tantas veces como los vecinos de Santa Mariña y el Ensanche con las mismas demandas.

Los vecinos de Santa Mariña dejan el pleno con la promesa de “lo intentaremos”