Ferrol registra una subida de casos activos pero baja la hospitalización

coronavirus bomberos fumigando zona ambulatorio Fontenla Maristany
|

El número de personas con Covid-19 en Ferrolterra ha vuelto a subir. Las cifras del Sergas dadas a conocer ayer sitúan en 338 los casos activos, lo que supone un aumento de once pacientes respecto al día anterior y bastante por encima de la media que se registraba en los diez últimos días, que está situada en un incremento diario de siete (incluyendo días de ningún o un caso nuevo, pero también los 23 que se sumaron el 5 de abril).

Las cifras de días sueltos, aislada, no reflejan una tendencia, por lo que todavía puede hablarse de una situación de estabilidad, llegando a una zona de meseta en la que no se ven subidas importantes, y a la espera de que puedan empezar a bajar los casos activos. Más relevante, si cabe, es cómo se reflejan estos datos en la presión hospitalaria. Con un porcentaje de casos en domicilios que supera el 80% del total (un 86% en los datos de ayer), podría mantenerse el número de personas ingresadas en planta y en la UCI, compensando los nuevos ingresos con las altas, que se siguen produciendo.

El desglose de los datos refleja que hay un hospitalizado menos que en la estadística anterior, pasando de 47 a 46 y en la media de 46 de los diez últimos días. De estas personas que requieren atención hospitalaria, 35 están en planta (la media es de 34, por lo que también entra dentro de los previsible) y once necesitan cuidados intensivos. En este caso, a pesar de aumentar una persona en estas unidades, también es una cifra similar a la de las últimas jornadas, que registraron una media de doce ingresados.

Estos datos confirman pues una línea plana en cuanto a la carga en los hospitales del área sanitaria, que no se han visto afectados por la fuerte subida que se registró en el número de positivos cuando empezaron a multiplicarse las pruebas, a finales de marzo. Lo lógico es pensar que, mientras los confirmados mantengan una cifra baja, en pocos días debería empezar a verse la ansiada bajada de casos activos.

Cuando se cumple un mes del primer positivo confirmado en el área, la situación parece dar un respiro, después de una escalada que a principios de abril llevó los ingresados hasta los 55 y, a la UCI, a 17 personas. En previsión de que siguiese el crecimiento, y después de haber habilitado el Naval, se preveía poner en funcionamiento otras doce camas de UCIs en la segunda planta del Marcide. De momento, parece haberse alejado esa posibilidad, aunque el estado de alarma continúa y los mensajes respecto a la distancia social y la limpieza son insistentes.

Defunciones

En la cuenta negativa hay que seguir incluyendo fallecimientos. Ayer mismo se conocía, a media mañana, la muerte de una mujer de 88 años que estaba ingresada en el Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol. Como en la mayor parte de las ocasiones, se reportan patologías previas.

Esta defunción suma el número 19 en una lista que comenzó el día 22 de marzo y que no ha cesado de aumentar. Estas personas son muertes comunicadas por el Sergas. Pero a ellas hay que sumar un deceso que se produjo en la residencia As Fragas, en Pontedeume, este fin de semana. Se trata del centro de mayores más afectado en Ferrolterra. En los últimos datos pormenorizados que se facilitaron, se registraban al menos nueve positivos entre los usuarios y dos entre el personal. En este caso se produjo la muerte de un mayor. De este modo, llegan ya a la veintena las víctimas del virus.

Respecto a los centros de atención a personas con discapacidad, sigue habiendo positivos. Hay cinco trabajadores en el CAMF, dependiente del Imserso, así como uno en el Souto de Leixa y otro en el Coral Seoane (Aspanaes). Respecto a los usuarios, se registra un caso en Leixa. l

Ferrol registra una subida de casos activos pero baja la hospitalización