En los últimos 30 años solo se produjeron cinco casos de muerte materna en Ferrol

|

La reunión mensual que organiza el servicio de Pediatría del CHUF abordó ayer la evolución de la mortalidad materna, fetal y neonatal así como la morbilidad neurológica neonatal a corto y medio plazo en el período que va desde 1968 a 2012.
El ginecólogo emérito del Sergas y hasta hace poco jefe del servicio de Ginecología, Javier Martínez Pérez-Mendaña fue el encargado de aportar y aclarar datos basados en su experiencia. Esta deja de manifiesto que entre el año 1983 y el 2012 se produjeron en Ferrol un total de cinco casos de muertes maternas de los 38.032 nacimientos y ninguna de ellas durante el parto, ya que, aclara, “ya se debían a patologías preexistentes o problemas cardiovasculares”.
La mortalidad perinatal –en torno al nacimiento– también se analizó en esta jornada, atendiendo al período que va desde los 500 gramos de peso a la cuarta semana de vida postnatal. En este caso, la mortalidad perinatal descendió desde 1983 a la mitad. Así, se pasó de 8,5 muertes por cada 1.000 nacimientos –del 83 al 91– al 4,1% por cada 1.000, entre los años 2001 y 2012. La OMS establece la prematuridad y algunas malformaciones como la causa principal de mortalidad.
Pérez-Mendaña considera clave estudiar esta evolución, ya que supone “analizar las causas para evitar las muertes”  y apunta que estos índices están considerados como “uno de los mejores criterios para conocer la calidad asistencial de un centro hospitalario”. Las cifras globales de Ferrol, apuntó, sitúan al CHUF en los estándares de calidad óptima.

causas del descenso
Los motivos de la disminución de la mortalidad fueron abordados por el jefe del servicio de Pediatría, Ramón Fernández, que explicó que la mejora de la calidad asistencial, tanto desde el punto de vista prenatal como desde la asistencia al parto, y el inmediato y posterior seguimiento al recién nacido han sido claves en el descenso de la mortalidad. A esto hay que añadir el papel de las matronas, obstetras y pediatras y su labor conjunta y de forma protocolorizada. También la cada vez más moderna tecnología y preparación de los profesionales, junto a la mejora de las condiciones de vida, ha hecho que apenas se produzcan defunciones. Así las cosas, Pérez-Mendaña resumió la situación diciendo que “hace unos años la mujer llegaba al parto sin casi control previo, y ahora hay múltiples programas al respecto; por ejemplo, el trabajo de las matronas en los centros de salud es extraordinario”.
En la jornada pediátrica de ayer tomaron parte profesionales de E nfermería, de Pediatría y de Ginecología así como matronas de toda la Gerencia Integrada de Ferrol. n

En los últimos 30 años solo se produjeron cinco casos de muerte materna en Ferrol