Un “gorrilla” del parking del Marcide se enfrenta a 20 meses de prisión por atentado

|

El acusado M.G.L., de 30 años, se enfrenta a la petición de la Fiscalía de un año y ocho meses de prisión como presunto autor de un delito de atentado a agentes de la autoridad. Los hechos que se le atribuyen ocurrieron el día 28 de octubre de 2010 en el aparcamiento libre del Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF), cuando agentes de la Policía Local acudieron al lugar atendiendo la llamada de ciudadanos que se quejaban de que el acusado les pidiese dinero con insistencia.

El joven, que pretendía cobrar por ayudar a los usuarios del hospital a buscar estacionamiento, se negó insistentemente a ser identificado por los agentes.

Ante las manifestaciones de los ciudadanos que estaban en el lugar de que el individuo podía estar armado, los policías le pidieron que se pusiera de espaldas contra un vehículo para poder cachearlo, momento en el que el acusado sacó de sus ropas un cuchillo de cachas de madera de ocho centímetros de hoja y lo esgrimió con intención intimidante a uno de los agentes, a la vez que se movía de forma circular alrededor de él.

Por ese motivo, M.G.L. tuvo que ser reducido por los policías. Tras su detención, escupió en la cara a uno de ellos, y al ser trasladado a las dependencias de la Comisaría, perseverando en el menosprecio de las funciones ejercidas por los agentes, les dijo: “Voy a ir a por vosotros, os vais a acordar de mí, no tengo nada que perder”. Al mismo tiempo, golpeó la mampara y las puertas del vehículo policial, sin que conste acreditado que hubiese ocasionado desperfectos alguno con esa acción.

Una vez puesto a disposición judicial, el juez acordó su puesta en libertad provisional en espera de juicio.

Un “gorrilla” del parking del Marcide se enfrenta a 20 meses de prisión por atentado