El alcalde acusa al PP de impedirles trabajar en condiciones “dignas”

rueda prensa Jorge Suarez
|

Lejos de quedarse en un enfrentamiento plenario, el debate sobre las dedicaciones exclusivas volvió ayer a la actualidad tras la tensión vivida en la sesión del jueves después de que el PP votase a favor de recurrir la sentencia que anuló el acuerdo alcanzado en 2016 por populares y socialistas para un nuevo reparto –dos para los primeros y una para los segundos–.
El alcalde, Jorge Suárez, que ya hace dos días mostró su sorpresa e indignación con la decisión del PP, que obliga al Concello a recurrir la decisión judicial –ayer era el día de gracia para poder hacer efectiva esa apelación–, volvió a criticar la postura del grupo municipal representado por Martina Aneiros. “Non é unha loita económica, é unha loita pola dignidade dun goberno e polo cumplimento da legalidade; trátase de traballar en condicións dignas”, aseguró, al mismo tiempo que calificó la decisión de “indigna, non só para este goberno senón para a cidadanía”.
Según manifestó, “hay determinados límites que non se poden traspasar, todos os debates políticos son lexítimos, todas as discrepancias e posicionamentos ideolóxicos o son, pero cando se está a xogar co erario público para que o goberno non poda traballar en condicións dignas e mellorar a  vida da cidadanía para telos na oposición co único motivo de lucro propio, creo que se traspasan eses límites e estamos falando, como ben di a sentencia, de desviación de poder”.
Cabe recordar que el recurso que será enviado por el Concello al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) –así lo confirmó Suárez ayer– se aprobó con los 11 votos a favor del PP, la abstención del PSOE –que en un primer momento apoyó al PP para conseguir un nuevo reparto de dedicaciones, con el fin de retirársela a la edil María Fernández, a la que consideran “tránsfuga”–, Cs y la no adscrita Esther Leira, a pesar de la negativa de FeC y BNG. 
Así, Suárez instó a los populares a que “fagan un exame de conciencia e rectifiquen e se absteñan de que esta situación lamentable siga na primeira plana da actualidade”, añadiendo que, “xa que non tiveron o valor en ningún momento deste mandato de presentar unha alternativa polas vías legais, alomenos deixen traballar a este goberno”. “A quenes se lles encheu a boca dicindo que non querían que este tema se trasladase á cidadanía, que non era bo para a clase política, onte –por el jueves– fixeron unha demostración de todo o contrario”, aseguró el alcalde.
El PP, abierto a acuerdos 
La portavoz del grupo municipal del PP, Martina Aneiros, contestó a las palabras de Suárez lamentando “profundamente que el alcalde no hubiera presentado una propuesta que pudiera someterse a votación” y aseguró que su partido está dispuesto “a hacer renuncias en la búsqueda de un acuerdo y poder retirar ese recurso”, por lo que solicitó diálogo.
Con todo, quiso defender el trabajo realizado por su grupo, calificándolo de “muy activo y dialogante, aunque el alcalde recurra a insultos para tratar de menospreciarnos; el grado de insultos que lanza contra la oposición es directamente proporcional al grado de descontento que tiene con las decisiones que se toman en los plenos”, afirmó Aneiros, calificando de “indigna” la actitud del regidor local.

El alcalde acusa al PP de impedirles trabajar en condiciones “dignas”