Doce meses por delante para hacer méritos y conseguir la cabeza de lista

Pleno presupuestos Concello de Ferrol
|

El calendario electoral comienza a estar fijado en muchos de los partidos que concurrirán a las elecciones municipales, lo que todavía no parece estar cerrado es quién encabezará las listas electorales de los principales grupos que conforman el panorama político local en Ferrol.
Tras el acuerdo alcanzado para aprobar los presupuestos municipales, la unión de la izquierda vuelve a tomar forma en el panorama municipal y parece fundamental para poder, en cualquier caso, optar al bastón de mando.
Ferrol en Común repetirá, tras haberse creado para los comicios de 2015, con esta nomenclatura que unió en su día a fuerzas como Esquerda Unida, Anova y Podemos. Esta última ya ha anunciado que en ciudades como Ferrol mostrará su apoyo al gobierno actual. El cabeza de lista podría volver a ser Jorge Suárez, aunque no será, según su calendario electoral, hasta otoño o invierno cuando se decida el candidato.
Suárez manifestó la posibilidad de repetir “cun grupo sólido” pero tendrá que poner en la balanza el desgaste y las ganas.
Durante este mandato se ha visto debilitado por la ruptura del pacto con los socialistas y la expulsión de una edil, Esther Leira, de la que no se plantea en ningún caso  su “reingreso”  por ninguna de las dos partes.
Pese a las afinidades y a formar parte del propio gobierno, las dos ediles no adscritas expulsadas del grupo socialista, Rosa Méndez y María Fernández, tampoco figuran, por el momento, en las opciones de una próxima lista de Ferrol en Común, tal y como reconoció el alcalde, que sí apuesta por pactos o acuerdos estables. 
La situación de las Mareas podría afectar a Ferrol en Común, aunque a falta de un año, el alcalde considera que “aínda hai tempo para deixar atrás liortas internas porque as ideas son comúns”.
El PSOE, no obstante, parece haber despejado la incógnita. La renuncia de la secretaria general de la agrupación local de los socialistas, Beatriz Sestayo, a repetir como candidata a la presidencia de la corporación parece despejar el camino al senador Ángel Mato, cuya lista al mencionado órgano del partido perdió por tan solo un voto de diferencia. Una situación que derivó, como se sabe, en la presentación de alegaciones por supuestos irregularidades en el censo de votantes. El político ya había formado tándem con Sestayo en 2007.
La tercera pata de la izquierda, el BNG, cuenta con un portavoz, Iván Rivas, que como  cabeza lista en 2015 consiguió dos concejales.
Su postura este mandato, tras haber apoyado a Jorge Suárez como alcalde pero no haber querido formar parte del gobierno ha sido la de férrea oposición con una postura más a la izquierda que los demás grupos y muchas críticas a la gestión municipal. Su apoyo a los presupuestos de 2018 ha supuesto, sin embargo, un fuerte apoyo al ejecutivo, al que en más de una ocasión acusó de llevar a cabo las mismas políticas que el Partido Popular.

Mayorías
Los populares ganaron las elecciones de 2015, con un Partido Popular unido y en el que José Manuel Rey Varela repetía como candidato. Pese a conseguir once concejales la unión de la izquierda permitió gobernar a Suárez y Rey Varela dejó el Concello por el puesto de conselleiro de Política Social, dejando al mando a Martina Aneiros. Pese a haber estado al frente del grupo estos años, todo apunta a que no encabezará la candidatura popular y que Rey Varela regresará a Ferrol. Queda por ver si sus votantes van a entender esa marcha y esa vuelta a casa para las elecciones.
Este último mandato, las bancadas del pleno estrenaron nuevas siglas, las de Ciudadanos, con Ana Rodríguez Masafret. La formación se hizo un hueco en el Concello, consiguiendo un representante. Ahora, tres años después,  el partido se ha fortalecido a nivel nacional hasta llegar a ser la primera fuerza política. El continuo ascenso ha ido paralelo a una bajada del PP, una cuestión que no parece extrapolable a los comicios locales, aunque queda por ver si la actual portavoz repite candidatura o cuál es la propuesta de este partido, que más allá de las puertas del Concello, apenas tiene papel en la política local.

Doce meses por delante para hacer méritos y conseguir la cabeza de lista