La tarta de castaña, primera de las degustaciones de la feria “Mirando ao mar”

las concejalas de turismo y benestar recorrieron la feria jorge meis
|

El Cantón de Molíns muestra desde ayer ejemplos de la cultura y la gastronomía de Galicia y, cómo no, de la comarca.
La responsable de Turismo del Concello, Maica García, acompañada de la edila de Benestar Social, Rosa Martínez, fueron las primeras en recorrer los puestos, que reproducen a escala diversos monumentos gallegos.
Así, la réplica del hórreo de Carnota recuerda el monumento histórico artístico que en su tamaño real tiene más de 34,74 metros y 44 columnas. Bajo este puesto se ha instalado una panadería con punto de venta de empanadas, pan y repostería. También se representa al apóstol Santiago, para destacar el papel del camino de peregrinos y a Breogán, montado a caballo, que recuerda a Galicia como nación del rey celta.
Tres monumentos Patrimonio de la Humanidad quedan además representados en la feria del Cantón, la muralla de Lugo, que acoge un stand con su típico pulpo y tazas de vino; la Torre de Hércules de A Coruña y la Puerta Santa –Santiago es Patrimonio Mundial–.
Precisamente con este último espacio al fondo, la edila de Turismo, Maica García, alabó las cualidades gastronómicas de Ferrol y comarca, mencionando platos tan reconocidos como el pulpo de Mugardos –al que se dedicará mañana la feria–, percebes de Cedeira, ternera de A Capelada, pimientos de Narón, grelo de Monfero, miel de San Sadurniño o queso de Moeche, entre otros.
En Ferrol, “somos muy golosos”, apuntó la edila, por lo que identifican a la ciudad postres como la tarta de Ferrol –de castaña–, el arroz con leche o los Bicos –de la fiesta de As Pepitas–. También recordó Maica García que los buenos vinos tienen cita en la ciudad de la mano de Fevino y que toda esta gastronomía encuentra su complemento turístico en actividades como la Ruta de la Construcción Naval o las visitas guiadas por la ría. Esta semana y la próxima, además, las actividades se multiplican con la celebración de las fiestas en honor a San Ramón, que se prolongan hasta el día 31. 

La tarta de castaña, primera de las degustaciones de la feria “Mirando ao mar”