FENE-Las grietas de la depuradora de Maniños empiezan a ser preocupantes por su tamaño

Maniños grieta depuradora
|

Vecinos y usuarios de los puertos de Maniños y Barallobre vienen advirtiendo del peligro que supone la presencia en el lugar de una antigua depuradora, una instalación que lleva años fuera de servicio y que representa una amenaza para la seguridad de aquellas personas que transitan o trabajan en la zona.
Si hace un año –momento en el que Diario de Ferrol se hizo eco de otras quejas– la situación era preocupante, doce meses después todavía resulta más peligrosa, habida cuenta que las grietas, a pesar de algunas pequeñas intervenciones, han incrementado considerablemente su tamaño. Así, las aperturas que se han ido formando en la pared de la depuradora y por las que el agua acumulada en su interior lleva años filtrando al exterior, ahora se han convertido en una especie de manantial con un caudal permanente que no pasa de-sapercibido.  
Los denunciantes aseguran que el paso de transportes pesado por la zona –como consecuencia de la actividad de la lonja de Barallobre– y del escolar puede haber influido en la evolución de las grietas por lo que exigen una rápida solución a un problema cuyas consecuencias podrían ser todavía más graves de producirse  la rotura del tanque en cuyo interior pueden estar acumulados más de 20.000 litros de agua, al margen de los lodos.
Además de la contaminación, la rotura podría dar lugar a situaciones de serio peligro, como la que podría suceder en el caso de que el suceso coincidiese con la presencia de personas en la zona o con el paso de transporte escolar.
El alcalde de Fene, Gumersindo Galego, reconoce que la situación requiere de una solución urgente pero insiste en que la misma le corresponde a la empresa adjudicataria del servicio de alcantarillado, Viaqua.
 La concesionaria, según fuentes municipales, no pone problemas a la hora de retirar el agua acumulada–operación para la que ya dispone de la correspondiente autorización de Augas de Galicia– pero no así en lo que se refiere a los lodos que se acumulan en el fondo de la depuradora y que requieren un tratamiento adecuado por parte de Sogama. Esta operación, además, conlleva importantes gastos.
Por ello, el Ayuntamiento no dudó en su momento en abrir un procedimiento contra la empresa para obligarla a asumir la obra en su conjunto. Pero con lo que no contaba el Concello era que la empresa recurriese y el asunto tenga que resolverse vía judicial. El alcalde apuntó que el juicio se espera para próximas fechas y apuntó que la celebración del mismo tendrá lugar en el juzgado de lo Contencioso de la ciudad de Ferrol.

FENE-Las grietas de la depuradora de Maniños empiezan a ser preocupantes por su tamaño