Una cita para dar otro paso

|

A pesar del mal cuerpo que al Racing le dejó la derrota del domingo pasado ante el Pontevedra, el encuentro de Pasarón también le permitió ver cierta evolución en su rendimiento. “Se van haciendo mejor las cosas... pero aún tenemos que continuar mejorando para hallar el punto idóneo que nos permita encadenar las victorias”, sostiene el técnico Míchel Alonso, que con respecto al último encuentro apuesta por quedarse “con las cosas buenas que hicimos en este compromiso sobre todo en la segunda parte”.
El rival del Racing en esta ocasión será un Izarra del que destaca que “es un equipo muy físico, poderoso en las acciones a balón parado, intenso defensivamente, bien organizado...”. Además, en cuanto a su ataque, el preparador racinguista apunta la presencia de su atacante Pito –“está a la altura de los mejores delanteros de la categoría”, considera– para explicar por qué cree que el cuadro de Estella le va a complicar las cosas a la escuadra verde.

recuperación
Al menos, el hecho de poder contar con el central Víctor Vázquez –expulsado en el partido del pasado domingo en la acción que el árbitro resolvió pitando penalti por una falta cometida fuera del área– da más margen de maniobra al entrenador, que tampoco podrá contar en este choque con otros efectivos específicos para la defensa como Nano –lesionado– y Catalá –sancionado–. “Con su asuencia no nos quedaba otra que meter en la línea defensiva a un jugador que no es habitual en esa posición, pero que él vaya a estar nos facilita un poco esa labor”, recuerda el preparador.
El de mañana será el primero de los dos partidos que el Racing jugará como local de forma consecutiva, aunque el técnico racinguista no quiere pensar más allá que en el de mañana. “Este encuentro ya va a ser lo suficientemente complicado como para pensar más allá. Vamos a pensar en sumar los tres puntos en este partido y, a partir de ahí, ya pensaremos que tenemos otro choque en casa, que también va a ser muy complicado”, dice el entrenador de Caranza sobre la mentalidad con la que el cuadro verde debe hacer frente a la cita.

Una cita para dar otro paso