Un paseo con sorpresas para conocer más sobre la historia de Elisa y Marcela

el ideal gallego-2019-04-10-036-038b4288
|

La librería Berbiriana presentó ayer un pequeño universo dedicado a “Elisa y Marcela”, hecho libro por Narciso de Gabriel, que asoma la patita en el mercado en castellano con Morata y en gallego con Xerais, pero que también es andareta, visita guiada que empieza el jueves santo y se pretende instaurar los sábados del calendario como una forma de conocer los entresijos de esta relación oculta. 

Cuenta uno de los coordinadores, Xosé Ramón Nóvoa, que la prueba piloto tendrá lugar el 18 y el 19 con opción a ampliarlas al fin de semana si la demanda no cesa. Hasta el momento, recibieron en www.elisaymarcela.com más de 20 solicitudes. En la web, tienen reservado un apartado para apuntarse y la actividad tiene un coste de diez euros. En ella, los inscritos se pasearán entre diez y quince lugares frecuentados por la pareja. Partiendo de la plaza de Azcárraga, los grupos irán haciendo paradas. Se pasarán por la Ciudad Vieja, donde tenían instalado su nido de amor, y enfilarán por la calle de San Andrés para desembocar en la calle Real. En María Pita, se detendrán para ponerse en situación. 

Y es que allí en 1901 estaba la escuela de Magisterio cuando ni siquiera había plaza. Cuenta Nóvoa que mostrarán fotos antiguas y de ahí, tirarán a un lado de la iglesia de San Jorge. Desde ese punto, contemplarán por fuera el templo donde se dijeron “sí, quiero” y caminarán hasta lo que fue el estudio de José Sellier, que les hizo la famosa foto: “Sellier fue el pionero de cine en España”. Justo enfrente, los guías recordarán que el pequeño Picasso realizó la primera de las exposiciones en un sendero, en de la calle Real, marcado por el talento y por el que seguro les hubiera gustado pasear juntas de la mano. En San Andrés, cuenta Nóvoa donde hasta hace poco estaba la tienda Maow Design pero en los pisos de arriba, había una pensión llamada Corcubión. En ella, Elisa y Marcela pasaron su primera noche de casadas. Porque lo que preparan es más que una visita guiada al uso, el recorrido estará salpicado de momentos divertidos: “Queremos convertirlo en una experiencia”. Así es que los participantes disfrutarán de un chocolate como las dos amantes lo hicieron en casa de una tía. 


Además, están trabajando para aderezar el itinerario con una pequeña teatralización de la visita. El equipo de Xosé Ramón Nóvoa espera que las protagonistas de su cuento traspasen los Pirineos una vez que se estrena la película de Isabel Coixet, “que se hagan internacionales porque la cinta la produce Netflix para todo el mundo”. 


Para entonces, estarán preparados para recibir a los turistas con ganas de saber más sobre estas dos valientes que lucharon por sus derechos como pudieron. Los que quieran conocer su historia pueden escribir a la web o bien llamar al teléfono 644 552 050.

Un paseo con sorpresas para conocer más sobre la historia de Elisa y Marcela