Detenido en el aeropuerto de Oporto un miembro de Resistencia Galega

|

La Policía de fronteras de Portugal detuvo ayer en el aeropuerto de Oporto cuando pretendía huir al miembro de Resistencia Galega Héctor José Naya Gil, “Koala”, quien había sido condenado a siete años de cárcel por pertenencia a organización terrorista.

Fuentes de la lucha antiterrorista dijeron que junto con él, que portaba documentación falsa y pretendía huir a Venezuela, fue detenida otra persona que le ayudaba, que no pertenece a la banda terrorista. Se trata de Jaime Emilio M.M., de doble nacionalidad española y venezolana. Las fuentes consultadas creen que actuaba como cobertura.

Según informa el Ministerio de Interior, sobre Naya pesaba una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión desde el día 6, así como la prohibición de salir de territorio nacional, medidas acordadas por la Audiencia Nacional tras condenarle por participación en organización terrorista y por colocación de artefactos explosivos.

Por ello, intentaba huir y quiso salir de Portugal con destino a la capital venezolana con documentación falsa, aunque fue interceptado por los agentes lusos.

Naya fue juzgado el pasado octubre por la Audiencia Nacional junto con Xurxo Rodríguez Olveira –ya condenado por otra causa– y Diego Santín Montero por colocar tres artefactos explosivos en las instalaciones de radio y televisión en el monte Sampaio de Vigo.

Uno de los tres artefactos explotó en la madrugada del 5 de agosto de 2012 y causó desperfectos a instalaciones de la empresa “Red de banda ancha de Andalucía”, y los otros dos fueron desactivados por la Policía dos días más tarde.

Según el fiscal Marcelo Azcárraga, los acusados podrían haber ocasionado “graves desperfectos, incluso la muerte, a cualquier persona que se encontrara” en las inmediaciones.

En su escrito de conclusiones provisionales el fiscal sostuvo que los tres acusados forman parte de Resistencia Galega y convinieron la destrucción de las antenas de radio, telefonía y televisión analógicas de la empresa “Red de banda ancha de Andalucía”, ubicadas en el Monte Sampaio de Vigo.

La organización, fundada en 2005, ha perpetrado más de treinta atentados a instituciones, oficinas bancarias, empresas, y sedes de partidos políticos y sindicatos, por los que una veintena de sus activistas fueron detenidos y casi una decena están ahora en la cárcel.

Una de sus últimas acciones fue una explosión registrada en la Casa Consistorial del municipio lucense de Baralla, que afectó a algunas viviendas adyacentes al consistorio, sin que hubiesen víctimas.

Detenido en el aeropuerto de Oporto un miembro de Resistencia Galega