Noveles después de los cincuenta

Diario de Ferrol-9999-99-99-999-d9127d7d
|

Como se suele decir, nunca es tarde, sobre todo cuando de por medio está una vocación que no ha podido desarrollarse por circunstancias de la vida o por otras ocupaciones laborales. Esta certeza es aplicable también a la literatura. En esta comarca, esta tarde y mañana se presentan dos novelas, las dos de intriga y suspense y las dos de personas que ya han superado la cincuentena. 

Pedro Sande acaba de publicar “El susurro de los ameneiros” con 60 años. Nació en Ferrol, vive en Madrid y Valdoviño es su segunda casa, el lugar al que regresa siempre que puede. Valdoviño es también el espacio, en concreto el entorno de la laguna, donde se desarrolla la trama. Su protagonista, después de una tragedia, decide iniciar aquí una nueva etapa de su vida, marcada por la atracción de la naturaleza que lo rodea. La aparición de un cadáver y el extraño encuentro de una pequeña piedra de cristal desatan la acción. 

En su caso es la primera novela, pero no su primera incursión literaria, que fue en 2015 con el libro de cuentos “150 palabras”. “La idea inicial”, explica Sande, “era una novela que hablara de relaciones personales, pero sentí que era complicado sin tener un hilo conductor, y este lo encontré en Valdoviño”. Misterio, intriga y suspense se combinan en un texto que, señala el autor,. “se fue haciendo complejo a medida que avanzaba en la elaboración”. 

Pedro Sande, que hoy presenta el libro a las 20.30 horas en la Casa da Cultura de Valdoviño (estará acompañado por el alcalde, Alberto González, y el filósofo y profesor Alberto Sucasas), considera que la suya “es una vocación tardía” y él, “un escritor novel”.

“La aldea roja”
También novel es Víctor Caneiro, gerente de Eventi. Su primera novela, “La aldea roja”, narra la historia de una joven jefa de proyectos a la que le encargan un trabajo en A Illa, un lugar imaginario del concello de A Capela, en plenas Fragas do Eume. Se trata de recuperar una aldea abandonada con criterios ecosostenibles. En poco tiempo descubrirá que ese lugar guarda sus propios secretos, alguno de ellos relacionado con la posguerra.

“Es un sueño cumplido”, asegura Caneiro, “porque a mí siempre me gustó escribir, desde que era pequeño”. La idea de la novela surgió en un momento complicado para Víctor, “de bastante estrés y anímicamente crítico, así que tenía dos alternativas: ir a terapia o escribir el libro. Al final, escribiendo el libro también hice terapia”, bromea. 

El libro entremezcla el mundo de las pasiones humanas con una trama llena de intrigas y suspense. Mañana a las 20.30 horas se presenta en la Casa da Cultura de A Capela, con la presencia del alcalde, Manuel Meizoso.

Noveles después de los cincuenta