El 80% de las viviendas de Caranza tendrán que hacer reformas para el gas

Tanque de Tormentas muelle de Caranza
|

El 80 por ciento de las viviendas del barrio de Caranza necesitan reformas para ajustarse a la normativa vigente en materia de suministro de gas. Es la principal conclusión de una reunión mantenida entre la asociación vecinal de la zona y el jefe territorial de Industria, cuyo objetivo se centraba en conocer la situación de las casi 3.000 viviendas de la zona, que muestran graves deficiencias, en especial en materia de ventilación. 
La entidad trasladó a dicho responsable su preocupación por el hecho de que se proceda al corte en el suministro en caso de que no sea subsanadas las deficiencias detectadas. 
A la reunión también acudió Daniel Taibo Riobó, gerente de Repsol, firma encargada de las inspecciones. 
La asociación vecinal transmitió en este sentido la preocupación colectiva de los residentes por la falta de información por parte de Repsol, así como por la carencia de inspecciones y comunicaciones que, hasta hace tres años, realizaba otra empresa ahora en quiebra. “No se entiende que en instalaciones que en la mayoría de los casos tienen más de cuarenta años no se indicara a los vecinos que no cumplían con las distintas normativas desde 1974 a 2006”, año en el que también hubo una nueva modificación.
En el curso de los próximos días, la asociación de vecinos del barrio convocará una asamblea de residentes para informar sobre la situación. Esta no descarta presentar una demanda contra la mencionada compañía por la “desidia” explícita ante la falta de controles. Repsol se comprometió no obstante a atender todas las reclamaciones.

El 80% de las viviendas de Caranza tendrán que hacer reformas para el gas