El juez autoriza la venta del chalé de la infanta Cristina y Urdangarin

La fachada de la casa de los duques de Palma en el barrio barcelonés de Pedralbes archivo ec
|

El juez del caso “Nóos”, José Castro, ordenó ayer levantar el embargo que pesa sobre la mitad del chalé del barrio barcelonés de Pedralbes propiedad de Iñaki Urdangarin para que el duque de Palma y la infanta Cristina puedan vender el inmueble por 6,9 millones de euros.

Castro adoptó esta decisión después de que la hermana del rey y su esposo registraran el lunes un escrito en el que se comprometen a consignar en la cuenta del juzgado 2,3 millones de euros del beneficio de la venta para cubrir parte de las fianzas que les reclama en concepto de responsabilidad civil, que suman 16,3 millones de euros.

El juez dictó una providencia en la que ordena al registro de la propiedad de Barcelona levantar el embargo que impuso, por una fianza anterior, a la parte del conocido como palacete de Pedralbes que es propiedad de Urdangarin, lo que permitirá a los duques vender la propiedad antes del 17 de este mes, fecha en la que expiraba la oferta por la que ya han recibido una señal de 300.000 euros.

Pese a su compromiso, Urdangarin mantiene el recurso que interpuso ante la Audiencia de Palma contra las condiciones impuestas por Castro para que se le permita destinar casi 254.000 euros de lo que obtengan por el chalé a saldar una deuda con la Agencia Tributaria correspondiente al IRPF de 2009.

El juez del caso “Nóos” desautorizó la operación de venta propuesta por los duques de Palma porque entiende que los 254.000 euros que Urdangarin pretende pagar a Hacienda no tienen prioridad sobre la fianza, una decisión que ahora queda a criterio de la Audiencia balear.

Los duques de Palma se comprometieron a realizar la venta en las condiciones señaladas por Castro y a consignar en su juzgado los 2,3 millones de euros que obtendrán de beneficio, puesto que el resto de los 6,9 millones del precio de venta los tendrán que dedicar a saldar la hipoteca pendiente (4,4 millones de euros) y abonar impuestos y gastos de la operación (unos 200.000 euros).

En caso de que la Audiencia de Palma atendiera su recurso, Urdangarin recuperará los 254.000 euros para abonar la declaración complementaria por IRPF del año 2009 que tiene pendiente. Inicialmente, los duques de Palma también habían planteado al juez instructor que destinarían 437.215 euros del beneficio de la venta del palacete a pagar un préstamo bancario, pero el juez Castro negó esa posibilidad y los imputados aceptaron su resolución.

Hoy comienza el plazo para que 17 de los 18 acusados del caso “Nóos” presenten sus escritos de defensa y aporten las fianzas por responsabilidad civil que pesan sobre ellos, que en conjunto alcanzan los 60 millones de euros.

En el caso de la infanta, asciende a 2,7 millones de euros, y la de Urdangarin es de 13,6 millones de euros.

El plazo concluye el próximo 1 de abril para todos los encausados excepto para el vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, que fue incluido entre los acusados el lunes por decisión de la Audiencia de Palma y que tendrá que presentar su escrito de defensa antes del 7 de abril.

El juez autoriza la venta del chalé de la infanta Cristina y Urdangarin