El caso del policía detenido en Ares enfrenta a la corporación

Diario de Ferrol-2015-11-14-009-024b4cf5
|

El caso del policía local detenido la semana pasada en Ares por difundir supuestamente imágenes de sus compañeras en los vestuarios, ha conseguido enfrentar al gobierno de Julio Iglesias con algunos grupos municipales, mientras la población del municipio se sorprendía por el suceso.
A raíz de algunas informaciones publicadas en la prensa, el grupo del BNG, a través de su portavoz Emilio Mesías, ha instado al regidor aresano a convocar con carácter de urgencia una junta de portavoces para que se les informe del caso. Más concretamente el concejal de la oposición demanda aclarar si el Concello de Ares ha abierto un expediente informativo por unos hechos “que en principio parecen bastante graves”, apuntan desde el Bloque. 
Mesías también declaró que el pasado lunes día 9, cuando la información se conocía de manera oficiosa, tuvo una conversación con el alcalde en la que Julio Iglesias se negó a informarle detalladamente del caso.
El grupo municipal del BNG mostró también su preocupación por el número de efectivos disponibles en el cuerpo a raíz del suceso, que se reduce a uno. 

respuesta en facebook
El regidor de Ares prefirió hacer uso de las redes sociales para dirigirse a sus vecinos y al resto de grupos municipales. En su Facebook personal, el alcalde socialista confirmó la apertura de un expediente informativo que, en todo caso, dijo, “tiene que respetar la investigación policial y judicial abierta ya que, en última instancia, compete en exclusiva a la autoridad judicial la capacidad para depurar la posible, y de momento solo presunta, responsabilidad penal a que dichos hechos pudieran dar lugar”.
Iglesias aprovechó la publicación de Facebook para apoyar la labor de la Policía Local de Ares y “agradecer la profesionalidad en el cumplimiento de su deber”.
Asimismo, el regidor lamentó que desde la oposición se hubiese intentado “hacer política sucia” con un drama personal, que afecta a unas vecinas de la villa. Por último, el alcalde pidió prudencia al resto de grupos municipales.

El caso del policía detenido en Ares enfrenta a la corporación