Investigan el entorno laboral y familiar de la agente que se disparó anteayer

Cuartel guardia civil Pontedeume
|

El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, anunció ayer que la agente de la Guardia Civil de Fene que se disparó en su vivienda en la madrugada del martes “está estable” y que la Benemérita investiga ahora su entorno y las redes sociales. Villanueva confirmó que la mujer, destinada en Fene, pero que residía en el acuartelamiento de Pontedeume, se disparó con un revólver. También ratificó que se están investigando “las motivaciones” de la agente, que se encuentra ingresada en la UCI del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac).
Al respecto, señaló que se están realizando entrevistas a guardias civiles e investigando su entorno familiar y sentimental “para ver las motivaciones y aclarar las circunstancias”.
Por otra parte, confirmó que la mujer había tenido dos bajas psicológicas, pero que ahora se disponía de otra a causa de un accidente. Respecto a las declaraciones de la víctima y de su hermana entorno al posible acoso laboral que habría sufrido dentro del cuartel, el delegado manifestó que habrá que esperar “a que se acabe la investigación” para esclarecer lo sucedido. 
El colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB) Alas A Coruña puso ayer el dedo en la llaga al dar casi por sentado que la agente herida sufría acoso laboral por su condición sexual. Así lo explicó a los medios David Fuentes, vicepresidente de esta asociación, que se basa en las publicaciones en las redes sociales de la agente  y en testimonios de su entorno.
La asociación de LGTB pretende convocar una concentración de repulsa, “posiblemente en Pontedeume”.

Investigan el entorno laboral y familiar de la agente que se disparó anteayer