El mercado de Caranza se ajustará a las condiciones de la empresa interesada

mercado de Caranza
|

La Xunta de Goberno adjudicó ayer al estudio de arquitectura Fernández-Couto Gómez la redacción del proyecto de reforma del mercado de Caranza, por importe de 68.395 euros. De este modo, dijo el alcalde,  “la actuación pasa de la realidad virtual a la realidad aministrativa”. El trabajo estará realizado en el plazo de dos meses, con lo que “en este mandato se podrá ver cómo va a ser”, señaló Rey Varela.
Según confirmó el concejal de Patrimonio, Alejandro Langtry, la intención del gobierno es ajustar el proyecto a las condiciones económicas que planteó la empresa interesada en gestionar las instalaciones. Estas consisten en una concesión por 30 años y una aportación económica por parte del Concello que superará el 54% de los ingresos que recibirá el concesionario, según desveló en su día el portavoz del BNG, Iván Rivas. La propuesta contempla una superficie comercial en el sótano, habilitar la parte trasera de la parcela como aparcamiento y limitar el área de venta de productos frescos a un espacio en la planta baja.
Langtry señaló ayer que “los números son aceptables” para el gobierno, por lo que “si el proyecto casa con ellos se le dará el visto bueno”. La intención del gobierno es que se redacte un trabajo que englobe todas las necesidades  –el alcalde aludió en este sentido a la participación de los operadores y la Asociación de Vecinos de Caranza– “y que haya un planteamiento técnico que se corresponda con la propuesta económica”, dijo el concejal de Economía.
Las críticas, sin embargo, no han tardado en llegar. La candidata a la Alcaldía por el PSOE, Beatriz Sestayo, acusó al gobierno de “xogar cos cartos dos cidadáns ó non dubidar en hipotecar á próxima corporación municipal con adxudicacións precipitadas e con intereses electorais a menos de tres meses das eleccións municipais”. Recuerda, en este sentido, que es ahora que los socialistas han presentado un proyecto para estas instalaciones cuando “ó PP éntranlle as presas por facer algo, aínda que a mediocridade e o fracaso deste goberno local non se vai poder tapar con obras de última hora”.

El mercado de Caranza se ajustará a las condiciones de la empresa interesada