Los ganaderos se relevan para seguir el bloqueo a la industria láctea

|

Los ganaderos se están relevando ayer para continuar con el bloqueo a industrias lácteas –en un total de quince fábricas–. “A pesar de la intención del PP de desunir a los ganaderos, ejemplo claro lo que pasó en Lugo, y de las presiones que estamos recibiendo en algún sitio determinado para que los ganaderos se desanimen y marchen para casa, tenemos a la industria toda bloqueada, y estamos muy contentos por tener al sector todo unido”, afirmó uno de los portavoces de la Plataforma en Defensa do Sector Lácteo, Anxo Escariz.

Así, explicó que “no entra ni sale nada” de leche, mientras se está recibiendo “apoyo de ganaderos de Lugo”, así como “de las cooperativas de base, que no fueron informadas de la decisión de la dirección (Agaca) de desmovilizarse” para proceder a estos relevos.

Asimismo, Escariz explicó que los ganaderos solicitaron una entrevista con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para avanzar hacia soluciones.

“Mientras no nos reciba, y no se den pasos para adelante, no se va a desbloquear la situación”, avisó a Feijóo, mientras prosigue el cerco a la Xunta en San Caetano, a pesar de que se hayan levantado las tractoradas en Santiago y Lugo.

Junto a esto, Escariz estimó que desde el sábado se han tirado 21 millones de litros de leche –unos siete millones de litros de leche al día–.

Por su parte, avisa a la distribución que “no puede decir que no es un problema suyo”, porque “son un eslabón más en la cadena lucha” y “están usando el reclamo como forma fraticida para hacerse con la leche” y “tienen una oportunidad muy grande de hacer un gesto”, con “un acuerdo firmado, así como por la industria” para “una subida de unos céntimos de la leche en los lineales para que vaya al ganadero”.

Entre otras movilizaciones, ayer se virtieron más de 200.000 litros de leche en Santa Comba –siete cisternas, así como otros 35.000 litros que se derramarán en una finca en Frades.

Por su parte, el Sindicato Labrego Galego (SLG) valoró ayer los “gestos positivos” de distribuidoras como Vegalsa o Mercadona, que anunciaron una subida “de dos céntimos” por litro de leche, en aumentos que se comprometieron a repercutir industrias como Celta, Celega, Entrepinares o Central Lechera Asturiana, pero cree que se deben garantizar precios sostenibles.

En este sentido, el SLG remarca que “no se debe olvidar que el horizonte hacia el que caminan las movilizaciones actuales es el de conseguir un precio que cubra los costes de producción y unos márgenes de beneficios dignos en las granjas”.

Asimismo, el sindicato reclama que se anulen los contratos “basura” vigentes en los que se imponen precios por debajo de los costes de producción.

Los ganaderos se relevan para seguir el bloqueo a la industria láctea