Turno para las ligas de base

La escuadra juvenil del Racing aspira a estar entre los más destacados de la liga nacional de la categoría | jorge meis
|

Ocho equipos representarán a Ferrolterra esta temporada en las ligas gallegas de categorías de base, que empiezan este fin de semana. Con diferentes objetivos y maneras de hacer frente a la competición, sus entrenadores explican lo que quieren para la campaña que está a punto de empezar.

1 El Racing juvenil no renuncia al ascenso
Después de quedarse la temporada pasada cerca del ascenso a División de Honor, el equipo juvenil del Racing empieza ahora una campaña en la que, como dice su entrenador, Manel Fernández, “lo vamos a intentar”. Para eso mantiene gran parte de la plantilla, con mayoría de jugadores de segundo año en la categoría, completados con algunos de primer año y otros de tercero. Su apuesta volverá a ser por el juego combinativo, algo que varios de sus jugadores ya ensayan cuando entrenan con el primer equipo de la entidad. “Es en el juvenil donde tienen que demostrar su nivel, pero si tienen la oportunidad de jugar con el primer equipo...”, recuerda el preparador.

2 Dos representantes en el segundo escalón
4 Galicia de Caranza: Partiendo de la base se conseguir lo antes posible la permanencia en la liga gallega juvenil, el Galicia de Caranza se irá marcando los objetivos semana a semana. Es por lo que apuesta su entrenador, Héctor Aneiros, que explica que, pese a que su plantilla mantiene la base de la pasada temporada, la juventud es una de sus características. “La mayor parte de los jugadores son de primer y segundo año y de tercero solo hay tres”, recuerda el preparador. Con ellos intentará imponer un juego combinativo, pero sabiendo que el equipo que dirige tendrá que adaptarse a lo que le deparen los escenarios a los que van a tener que hacer frente.
4 O Val: Mantener la categoría es el primer objetivo del cuadro valexo. José Manuel Fernández, Roupi, su entrenador, reconoce sin embargo que “intentaremos quedar lo más arriba posible... aunque lo principal es mejorar”. Para ello, el técnico dispondrá de una plantilla muy cambiada en relación a la de la pasada temporada –solo permanecen cuatro jugadores–, con la que espera mantener el estilo por el que apostó la campaña anterior, la de tener la posesión de la pelota. “Pero igual con el paso de las jornadas tenemos que cambiar algo”, explica. Al menos, el trabajo que está llevando a cabo con sus jugadores le hace ser, más o menos, optimista de cara a la campaña.

3Gran exigencia para el cuadro verde cadete
El Racing será el único representante de Ferrolterra en la División de Honor cadete, una categoría muy exigente en la que la permanencia es su principal objetivo. “A partir de ahí, intentaremos acabar lo más arriba posible”, explica Julián Aneiros, ayudante de Álvaro Rodríguez en la dirección del equipo. Para ello el cuerpo técnico dispondrá de un grupo en el que abudan los jugadores de segundo año en la categoría, muchos de ellos con pasado en el filial racinguista la temporada anterior, que espera añadir a su calidad técnica la exigencia física que implica una competición como esta. Además, es lo que le permitirá adaptarse a los escenarios en los que jugará.

4 Una competición que prima la formación
4 Galicia de Caranza: A pesar de que la temporada pasada estaba en la categoría superior, el cuadro ferrolano no se marca más objetivos que mantenerse en la liga gallega cadete y no pasar apuros. Su preparador, Jose Mahía, dice no tener presión para acabar el campeonato entre los puestos altos, porque además dirigirá una plantilla compuesta por jugadores de la casa, que llega a esta nueva etapa con la esperanza de ser competitiva en un campeonato en el que abundan los filiales de escuadras de División de Honor. Donde sí espera que se note el cambio de categoría es en el juego que pueda desarrollar, ya que cree que ahora los rivales dejarán jugar más.
4 Racing B: Con un grupo formado íntegramente por jugadores de primer año, el filial del Racing intentará hacer frente a una competición en la que los rivales –salvo los representantes de canteras como el Deportivo, el Victoria o el Lugo– están compuestos por gente que va a poner fin a su etapa como cadetes. Por eso el preparador Manolo Pardo explica que “el objetivo primero es conseguir la permanencia, aunque la formación también es importante”. Lo intentará con un grupo que, a través de la combinación, tratará de conseguir buenos resultados. Para eso tratará de hacer valer la calidad que distingue a sus jugadores, que es el arma con el que intentará brillar.

5 Con la idea de seguir en esta categoría
4 Racing: Después de conseguir la permanencia la temporada pasada, el equipo infantil del Racing busca consolidarse esta temporada en la liga gallega infantil. La escuadra que dirige Nacho García mantiene para eso a buena parte del bloque que formó la escuadra la pasada temporada, con la que se irá marcando objetivos a medida que pasan las semanas para, de esta manera, acabar la competición lo más arriba posible. La intención de la escuadra de la ciudad naval de cara a esta temporada es demostrar el trabajo que se realiza con la cantera para, de esta manera, lograr lo antes posible la salvación y, a partir de ahí, buscar metas mayores en lo que reste de competición de la regularidad.
4 Galicia de Caranza: Hay varios caminos para alcanzar la salvación. Y el Galicia de Caranza lo quiere asegurar lo antes posible. A pesar de que la formación es lo principal en esta categoría, su idea es la de hacerlo en la categoría más alta que pueda y, para eso, espera finalizar la primera fase del campeonato liguero entre los ocho primeros, que aseguran su permanencia en la categoría y, además, pueden clasificarlo para la fase final de la Copa Gallego. El técnico Ismael Pedreiro será el encargado de dirigir una plantilla en la que casi todos sus componentes proceden de la entidad y que intentará brillar a través de un fútbol combinativo. l

Turno para las ligas de base