Advierten del peligro de “astanización” de todo el sector naval de la ría

Manifestacion Navantia
|

Los obreros de Navantia y de la escasa industria auxiliar que todavía tiene presencia en los astilleros vivieron ayer una nueva jornada de movilización para reclamar carga de trabajo y la construcción del dique flotante. La manifestación cruzó esta vez las Pías y terminó en Fene, donde se subrayó la situación de absoluta parálisis que vive aquella factoría y se advirtió del peligro de que se “astanice” todo el sector naval de la ría ferrolana.  
Cerca de 3.000 trabajadores secundaron la convocatoria, que comenzó con un encierro en el interior de ambas factorías públicas. A las cuatro de la tarde salieron los de Ferrol y algo más tarde los de Fene, para encontrarse a los pies del puente y cruzar la ría juntos hasta la plaza del Concello fenés. El presidente del comité de la factoría de Perlío, Jorge Prieto, reclamó ante la plantilla que se dote a la unidad de producción Fene-Ferrol de carga de trabajo militar y pidió el cese del presidente de Navantia, José Manuel Revuelta. “O noso temor, despois de trinta anos de sufrimento, é que se astanice o naval na ría de Ferrol”, señaló, en referencia a una parálisis que va extendiéndose también a la antigua Bazán.
Prieto reivindicó el valor de las movilizaciones y apuntó que el reciente anuncio del ministro Cristóbal Montoro de que se va a hacer el encargo “contra almacén” de un buque militar viene a dar la razón a los trabajadores en su reivindicación de que el Gobierno debería activar un programa de construcción de este tipo.
El portavoz del comité de Ferrol, Ignacio Naveiras, remarcó una vez más esa idea de que las movilizaciones son las que han conseguido la construcción del flotel y, ahora, la promesa de una unidad militar. Subrayó, asimismo, que la decisión de la compañía pública de mantener a Fene al margen de la construcción del buque-hotel para México supone “unha merma de capacidade da unidade produtiva”.
Además de los líderes de ambos comités, de CCOO, tomó la palabra el responsable de la CIG Manuel Grandal, que señaló que “temos que poñer a Ferrolterra en pé de guerra”. Consideró que la comarca está “colonizada” por decisiones políticas y criticó, en referencia al debate que ayer se produjo en el Congreso de los Diputados a raíz de una moción del BNG, que “o PP di que fixo os deberes coa consulta, pero quen goberna en Bruselas se non son eles mesmos?”. Grandal terminó proclamando que “ou votan que se fai o dique ou os políticos do PP desta comarca terán que dimitir”.

horizonte
El hecho de que Navantia decidiese hace apenas un mes dejar al astillero de Fene al margen de la construcción del flotel para Pemex durante lo que resta del presente año 2014 fue determinante para que la jornada de movilización de ayer se trasladase a aquel lado de la ría. El comité tiene intención de colgar próximamente en un lugar visible, en el exterior de la factoría, una “cuenta atrás” con grandes números de los días que quedan para que las instalaciones vuelvan a ser productivas.
Jorge Prieto criticó ayer que no exista ninguna información sobre qué barco va a contratar el Gobierno ni quién lo va a construir y que ni siquiera haya fecha para el corte de chapa del flotel. “Aquí se trata de decisións políticas, que se deixen de iniciativas parlamentarias e que tomen a iniciativa de feito”, señaló el responsable del comité, que recordó que Perlío tiene una plantilla muy mermada, de apenas 200 trabajadores, y que por tanto su participación en los programas de construcción militar en los últimos años se ha realizado con la participación de la industria auxiliar. Subrayó, con ello, que “non pelexamos só pola principal; teñen que poñer en valor estas instalacións”.

Advierten del peligro de “astanización” de todo el sector naval de la ría