El naval ferrolano vuelve a la calle a reclamar mayor carga de trabajo

Diario de Ferrol-2019-05-24-003-e584fd54
|

El naval ferrolano vuelve a echarse a las calles a reclamar una mayor carga de trabajo. A pesar de que el contrato de las F-110, firmado el pasado mes de abril, garantizará la producción en las factorías de la ría hasta el año 2032, la falta de proyectos entre la finalización y entrega del último Buque de Aprovisionamiento Logístico –AOR, en inglés– y el inicio de las obras de las fragatas afectará gravemente a los trabajadores del sector.

De hecho, desde el comité de empresa de Navantia Ferrol se advirtió ayer de que ya han comenzado a producirse despidos en algunas de las empresas auxiliares, anticipando que hasta 900 empleados podrían verse en la calle antes del julio de 2020, cuando tiene prevista la entrega de la mencionada nave.

Entrevista en A Coruña
Mientras una treintena de trabajadores se manifestaban a las puertas de la Subdelegación del Gobierno en A Coruña, representantes de los comités de empresa de Ferrol y Fene y de los sindicatos CCOO, UGT, CIG y MAS se entrevistaron en el interior del edificio con el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, y la subdelegada del gobierno para la provincia, Pilar López-Rioboo.

Durante el encuentro, Losada coincidió con sus interlocutores en la importancia de conseguir un proyecto intermedio que palie la situación, comprometiéndose a “trasladar a los Ministerios implicados y a la propia Navantia las demandas de los trabajadores de conseguir carga de trabajo hasta que se pueda producir el primer corte de chapa”.

Del mismo modo, el delegado se sumó a las exigencias de los propios representantes sindicales de que la industria auxiliar debe acometer inversiones para “formar a sus empleados para responder adecuadamente a las demandas que plantea la modernización del astillero”, en referencia a la implementación de nuevas tecnologías en las factorías a través del modelo 4.0, que exigirían un mayor grado de conocimiento técnico.

Importantes despidos
Tal y como se mencionó anteriormente, desde el comité de empresa de Navantia Ferrol se advirtió ayer de que ya han dado comienzo los primeros despidos de personal en las industrias auxiliares a causa de la finalización de algunas de las tareas derivadas de los AOR para Australia.

En declaraciones a la agencia Europa Press, el presidente del comité ferrolano e Intercentros, Javier Galán, adelantó esta situación, señalando que “en los departamentos de aceros, en donde ya se finalizó el corte de chapa, ya empiezan a ejecutar despidos de un número importante de trabajadores”.

“Desde ahora y hasta la botadura –añadió Galán–, unos 400 empleados perderán sus empleos debido a la falta de trabajo”, a los que habrá que sumar otros 500 que “serán despedidos hasta julio del próximo año, según se vayan finalizando las tareas”. La solución, insiste, pasaría por la construcción de otro AOR.

El naval ferrolano vuelve a la calle a reclamar mayor carga de trabajo