Los vecinos de Chá podrán explotar sus montes tras décadas de espera

Pleno de Ferrol
|

El portavoz de la comunidad de Montes do Chá de Brión, Antonio Mesejo, fue claro en su intervención plenaria: la ordenanza que consiguió ayer la unanimidad de la corporación y que permitirá explotar los montes por parte de los vecinos no es la idónea pero es de agradecer tras más de 40 años en los que los 4.600 ferrados hayan estado inactivos.

Aunque el paso dado en el pleno no hace que los vecinos de Brión y Doniños recuperen los montes que en el año 64 fueron usurpados por la dictadura ni los propietarios hayan conseguido que ningún mandato posterior les haya permitido contar con los montes como en mano común, sí se ha considerado la figura de monte comunal, propiedad del Concello y explotado por los vecinos, y la aprobación de una ordenanza que permitirá convertir el desaprovechado monte en un bosque autóctono como desean los vecinos.

Mesejo agradeció especialmente a dos corporaciones su trabajo, la de Xaime Bello, en la que todos los partidos apoyaron la petición de consideración de montes en mano común, y la actual en la que se volvió a realizar esta solicitud, que fue rechazada por el jurado. Aún así se ha dado un paso importante, que, como reconoció el propio gobierno y los grupos municipales, deja abierto el camino a una posterior modificación en la ordenanza, para mejorarla, o a la posibilidad de que algún día los montes sean devueltos a sus legítimos propietarios, los vecinos.

El alcalde, Jorge Suárez, calificó el día como “histórico para la zona rural” y todos los grupos apoyaron la propuesta, aunque el BNG fue el más crítico tanto con la ordenanza como con la imposibilidad de que los montes fuesen clasificados en mano común.

El pleno de ayer contó también con tres declaraciones institucionales que fueron respaldadas por unanimidad. 

Además de la de apoyo a Poligal, el Concello dio el visto bueno a otras dos declaraciones, la que rechazó las agresiones fascistas en la ciudad, como la perpetrada hace unas semanas contra un militante de Causa Galiza, y la relativa a la adhesión a la iniciativa europea del pacto de los alcaldes para el clima y la energía.

Los vecinos de Chá podrán explotar sus montes tras décadas de espera