El Adif no contempla, “en este momento, ningún riesgo” que comprometa la llegada del AVE en junio de 2021

Personal del Adif AV supervisa la fase final del montaje de vía del AVE en el tramo Pedralba-Ourense | brais lorenzo (efe)
|

El Adif Alta Velocidad no contempla, “en este momento, ningún riesgo ni actuación” que pueda comprometer “el plazo fijado de junio de 2021” para la llegada del AVE a Galicia.

Así lo manifestó ayer el director general de la empresa, Juan Pablo Villanueva, durante la supervisión de los trabajos de montaje de vía del tramo Pedralba de la Padrería-Ourense. Para cumplir con el objetivo, Villanueva incidió en que se está trabajando “intensamente” siguiendo un plan “muy ambicioso”.

Con el fin de “amortiguar” el “pequeño retraso” en la finalización de las obras, “se está optimizando la ejecución del montaje de la vía coordinando conjuntamente los trabajos con todas las técnicas” entre todas las direcciones de obra y contratistas.

El cronograma inicial preveía la finalización de las obras del AVE a Ourense en diciembre de 2019, pero finalmente los plazos se irán a junio de 2020. A este respecto, Juan Pablo Villanueva valoró que “no le parece representativo” un retraso de seis meses en “una infraestructura de esta índole y complejidad y con una inversión de 4.600 millones de euros”.

Asimismo, este mes de marzo comenzarán secuencialmente las pruebas en el tramo Pedralba-Taboadela para “acreditar que la vía es segura”. En este sentido, mostrado “optimista” porque la tecnología que se está empleando en esta línea es “exactamente la misma” que se ha empleado desde Olmedo-Zamora y Zamora-Pedralbes y en estos tramos los resultados que se están obteniendo son “muy satisfactorios” y los plazos “muy reducidos”.

 

Único en España

Según los datos que maneja el Adif AV, a mediados de marzo estará tendida toda la vía derecha entre Pedralba y Taboadela (101 km) y, en junio, también la izquierda. El tramo Pedralba-Ourense es único en España por su alta concentración de vía en placa (sobre hormigón, en lugar de sobre el tradicional balasto), un 72% del total del tramo.

A continuación, se producirá la adaptación del trazado existente entre Taboadela y la ciudad de Ourense (16 kilómetros). Por otra parte, la puesta en servicio para trenes de viajeros del tramo entre Zamora y Pedralba está prevista para junio de 2020 y “acortará en cincuenta minutos la duración del trayecto a Madrid”.

Juan Pablo Villanueva también explicó que el proyecto de variante exterior de Ourense “va en paralelo” a la ejecución de estas obras y que “los proyectos se están redactando y ultimando” y una vez finalizados se sacará a licitación.

Respecto a la estación intermodal, el Director General del Adif dijo que es conocedor de la controversia que ha suscitado el proeyecto y de que “hay gente que quiere una solución distinta a la que está consensuada entre las tres administraciones” pero reiteró que no hay un cambio de planes y el “Adif sigue trabajando en lo acordado”.

El Adif no contempla, “en este momento, ningún riesgo” que comprometa la llegada del AVE en junio de 2021