Almuíña respalda a los dos cargos del Sergas imputados por la hepatitis C

Copia de El Ideal Gallego-2017-02-22-019-625bdf4b
|

El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, reivindicó ayer el “gran trabajo” hecho por su departamento en el tratamiento de los pacientes con hepatitis C –que ahora se extenderá a los estadíos más leves– y “especialmente” el de los dos altos cargos del Sergas que están siendo investigados por supuesto homicidio imprudente.

“Son dos personas que están siendo atacadas por gente que no los conoce, ni conoce su trabajo, y que habla por hablar”, ha sentenciado el titular de Sanidade en una comparecencia ante el pleno del Parlamento, ante una petición de la oposición de que sean apartados de sus puestos hasta que se hasta que se aclare lo ocurrido.

orgulloso

Además, proclamó que hay que “estar orgullosos de gente como ellos, que hacen muchas horas fuera de su tiempo reglado por mejorar la calidad de la sanidad”, y eso le valió duras críticas por parte de la diputada del BNG Montse Prado: “Salir a sacar pecho de eso le inhabilita”.

“¿Quién habla por hablar? ¿Las familias de los que murieron? ¿El fiscal?”, inquirió también Eva Solla, de En Marea, quien censuró a los dirigentes del PP que “creen que están por encima del bien y del mal”. A este respecto, ha exigido que se distinga entre las responsabilidades judiciales y las políticas.

Asimismo, el representante del PSOE en el debate, Julio Torrado, exigió “explicaciones” al conselleiro de Sanidade sobre las deficiencias en la dispensación del tratamiento de hepatitis C, si bien señaló que hubiera sido “mejor” no haber “escuchado” las que ofreció en su día el presidente de la Xunta sobre la escasa cantidad de afectados.

Otro asunto que suscitó un amplio debate durante la comparecencia de Vázquez Almuíña fue la situación del psiquiátrico compostelano de Conxo, donde en los últimos meses se registraron un suicidio y una agresión sexual de una interna a manos de otra.

Después de avanzar que “en próximas semanas” se aprobará un plan de prevención del suicidio, entre otros refuerzos del programa de salud mental, el conselleiro aseguró que en el momento del suicidio no existía “una disminución de recursos sanitarios ni de personal”.

Y, tras señalar que estos “tristes” sucesos están en manos de la Justicia, sí ha puesto de manifiesto que se activaron debidamente los protocolos previstos para situaciones de este tipo.

Sin embargo, para la nacionalista lo ocurrido es “consecuencia” de su “falta de planificación, nefasta gestión y escasez de personal” y ha “desmentido” que hubiese personal suficiente y que los protocolos estuviesen correctamente redactados.

También Julio Torrado reprobó el intento del conselleiro de decir que “todo va bien”. “Explíqueselo a las familias”, le espetó, mientras Eva Solla exigió a la Xunta que ponga en marcha una investigación.

Desde filas populares Aurelio Núñez Centeno apeló a “respetar” el secreto de sumario y también el secreto profesional, tras recriminar que se use una “desgraciada” situación para “el debate político”. n

Almuíña respalda a los dos cargos del Sergas imputados por la hepatitis C