Navantia acumuló en 2017 más de 389 millones de euros en pérdidas

La cartera de pedidos de Navantia no ha impedido a la compañía presentar el peor balance económico de su historia | d.a.
|

Navantia presentó en el pasado ejercicio, el de 2017, la peor cuenta de resultados de su historia, con unas pérdidas que suman 389,8 millones de euros.
El balance económico de los astilleros públicos continúa con la deriva iniciada en 2015, cuando también registró uno de los peores datos de la década. Navantia perdió 78 millones de euros en 2012 y recortó hasta los 57,7 millones en 2013 y los 29 millones en 2014, sin embargo, los efectos de la crisis y la inactividad le pasaron factura en 2015 con un déficit de 160 millones de euros, que se dispararon en el ejercicio de 2016 con 62 millones más de pérdidas –hasta los 303,8 millones–.

Quiebra técnica
La auditoría realizada a la SEPI hace especial hincapié en la delicada situación patrimonial de la constructora naval y exige a la compañía que durante 2018 “tome medidas tendentes a equilibrar esta situación”. Al cierre del ejercicio, según se refleja en las cuentas de la SEPI, el patrimonio neto de Navantia a efectos mercantiles se situó en 1,64 millones de euros. Esto dejaba a la compañía en una situación patrimonial de disolución en aplicación de la Ley de Sociedades de Capital, lo cual ha requerido la intervención de la SEPI en forma de préstamos.
Una cifra excepcionalmente negativa, ya que según este mismo informe el valor patrimonial de Navantia en 2016 era de 23 millones, por lo que descendió en casi un 93% en apenas un año.

Créditos
Aunque esta situación de quiebra técnica es casi endémica en la antigua Bazán, el volumen de préstamos que el holding público ha otorgado en el último ejercicio es de récord. La SEPI inyectó a Navantia 299 millones de euros de fondos públicos en forma de préstamos participativos en tres partidas de 90, 109 y 100 millones. Hasta 2016 se habían suscrito créditos por valor de 360 millones a través de esta vía, por lo que ahora la deuda de Navantia asciende a 659,7 millones.
El importe de los intereses por este concepto supera los 11,8 millones de euros en 2017. Además, ya durante el presente año, el Consejo de Administración de la SEPI volvió a aprobar otros 140 millones de euros con esta misma fórmula y transformó 17,3 millones destinados al desarrollo tecnológico e industrial en préstamos paticipativos.

Navantia acumuló en 2017 más de 389 millones de euros en pérdidas