El Bloque denuncia el “roubo” que supone el nuevo convenio con Defensa

medio centenar de personas se concentraron ante el antiguo palacio militar luis polo
|

Con el lema “Non ao roubo de defensa” en una pancarta, medio centenar de personas, convocados por el BNG, se dieron cita en la parte lateral del edificio de Capitanía con el objetivo de manifestar su desacuerdo con el convenio que el Concello y el Ministerio de Defensa están a punto de firmar.
Los nacionalistas continúan en su reclamación de la cesión gratuita de los bienes desafectados de usos militares, así como el pago de contraprestaciones económicas por la ocupación en el término municipal de más del 20% de la superficie.
El nuevo convenio supone la inclusión de más propiedades como Monteventoso, por el que el Concello, sin embargo, abonará 500.000 euros.
El portavoz en el Concello de la formación nacionalista, Iván Rivas, que estuvo acompañado de integrantes de la ejecutiva local y comarcal, denunció la forma de actuar del Ministerio de Defensa con Ferrol, sin que la ciudad reciba compensaciones ni cobre impuestos por los terrenos que ocupa en la ciudad, sobre todo, destacó, “cando o Concello ten un problema estrutural e falta de ingresos económicos que impiden o desenvolvemento duns orzamentos importantes para Ferrol”. Asimismo, Rivas criticó la actitud del gobierno local de mayoría absoluta del PP “que actúa como cómplice e amosa unha actitude de desleixo coa cidade”.
El portavoz municipal recordó que existía un convenio en el anterior mandato –PSOE-EU–, que suponía una “especulación” sobre los terrenos del Sánchez Aguilera y una modificación del PXOM en el cuartel de marinería que daba mayor edificación al  Ministerio de Defensa.
Si era convenio era, a juicio del BNG, “gravoso para a cidade”, el que ahora se pretende firmar lo es más, porque contempla lo mismo, más el paso de medio millón de euros por dos espacios “que eran dos veciños”, como son Monteventoso y la estación de radio de Mandiá. Asimismo, se contempla el cambio de uso de esta última propiedad, para industrial, por lo que el 50% de las plusvalías que genera deberá pagarlas a Defensa el Concello, tal y como explicó Iván Rivas.
Se trata, dijo el portavoz nacionalista, “dun asalto ás arcas municipais”  y de un gobierno local “ ó que non lle doen prendas en actuar só en función dos intereses do Estado”.
El BNG reivindica la anulación del convenio e insiste en la necesidad de cambiar la relación existente entre la ciudad y la administración del estado.
El texto del nuevo convenio, como explicó el gobierno local, ya fue remitido por Defensa al Ayuntamiento, aunque todavía no ha sido entregado a los grupos municipales y, tal y como informó el edil de Urbanismo Guillermo Evia, no será debatido todavía en el próximo pleno.

El Bloque denuncia el “roubo” que supone el nuevo convenio con Defensa