La lonja ya opera en la nave provisional del Mercado

lonja nave provisional mercado
|

Las oficinas y otras dependencias de la lonja de la Cofradía de Pescadores y Mariscadores de Ferrol operan desde el lunes en el que será su ubicación provisional durante el tiempo que se prolonguen las obras en el edificio de Curuxeiras. Como sucede en la mayor parte de las mudanzas, los primeros días en el nuevo espacio permiten ver las carencias que hay y los cambios que es preciso realizar.
En este sentido, tal y como explicó la presidenta del pósito local, Isabel Maroño, lo que más urge es resolver el problema de la iluminación, ya que “el producto se ve muy mal y parece de peor calidad”, comentó.
En este sentido, consideran necesario cambiar los dos focos de luz amarilla que están instalados por otros de haz blanco, del que solo hay uno. También sería conveniente, añadió, aislar las oficinas de la propia sala de venta ya que, aunque están separadas, “el techo comunica con el espacio de venta y hay mucho ruido”.
De estas y otras pequeñas incidencias ya se ha dado aviso a la empresa que se encarga de los trabajos de reforma de la sede habitual de la lonja, en Curuxeiras, y que han motivado el traslado provisional de la misma a la nave del mercado, donde el inicio de las subastas dan comienzo a las siete de la mañana.
La Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao invertirá más de 650.000 euros en la remodelación de la lonja de Curuxeiras, una nave levantada en 1925 que desde finales de la década de los 50 no ha sido objeto de ninguna intervención. Los trabajos serán acometidos por la UTE formada por Xestión Ambiental de Contratas y Construcciones López Cao. Si se cumplen las previsiones iniciales, la intervención podría concluirse en diciembre, para la campaña de Navidad.

La lonja ya opera en la nave provisional del Mercado