Empresarios y sindicatos del naval firman el acuerdo de las auxiliares

Empresarios y sindicatos firmaron el acuerdo al concluir la reunión | daniel alexandre
|

Este documento, que deberá ser aprobado por la patronal Sidero de A Coruña para poder incluirse en el convenio provincial de los trabajadores del metal, se trata de una actualización de los Acuerdos de 2001 con los incrementos salariales de 2014.

Los portavoces de ambas partes explicaron que, una vez concluido el proceso, este nuevo pacto permitirá blindar las condiciones laborales de los trabajadores de la industria auxiliar, lo que beneficiará tanto a empleados –blindando legalmente sus condiciones y garantizando así mayor seguridad– como a los propios empresarios, pues obligará a todas las empresas que operen en las factorías a aceptar dichas condiciones y, por tanto, acabando con la competencia desleal. La actualización salarial, según se explicó tras la firma, se realizará en tres tramos, dado que todos los contratos firmados hasta la fecha no contemplan estas condiciones en sus presupuestos. De este modo, la primera actualización –del 40% del incremento pactado– tendría lugar, de no oponerse Sidero, entraría en funcionamiento el 1 de noviembre; el segundo tramo, del 30%, lo haría en enero de 2019; y el tercero, del 30% restante, se haría en noviembre de 2019 con el objetivo de comenzar el año fiscal 2020 con el 100% de los incrementos aplicados.

Victor Ledo, representante de la federación de Industria de CCOO para Galicia, señaló que este encuentro había servido para pulir matices en el acuerdo tal y como se había solicitado en la última reunión de la mesa sectorial del convenio provincial. Ledo apuntó que este acuerdo, pese a “chegar tarde”, servirá para darle “estabilidad ao sector” de cara a la futura carga de trabajo. “Aquí fumos capaces de poñernos de acordo despóis de moitas negociacións pero cun interés común, que era o sector e as condicións laboráis do mesmo, que tanto levamos reclamando tras tres anos de crise”, aseguró.

Vicente Vidal, portavoz de la federación de industria del sindicato CIG, recalcó el compromiso de los trabajadores durante la huelga del año pasado y el peso que tuvo ese esfuerzo en el buen desarrollo de las negociaciones. “Esto nós entendemos que chega tarde”, señaló Vidal, “xa tiña que estar recollido no convenio dende hai anos, pois evitaríamos moita problemática e conflictividade”. Por parte de la patronal, Carlos Gestido, gerente de Nervión y portavoz de los empresarios, señaló que “Sidero tiene sus puntos de vista; son gremios diferentes, gremios que no trabajan aquí y que plantean una serie de problemas que aquí no los vemos. Hemos buscado entre todos un entendimiento e intentar meterlos como unos pluses solo para el sector naval público, para los astilleros de la ría de Ferrol y Fene, y que no tenía por qué dejar de beneficiar a los de aquí”.

Empresarios y sindicatos del naval firman el acuerdo de las auxiliares