La oposición reprueba a Baltar, que planta el pleno junto con el resto de diputados del PP

|

Los once diputados provinciales de PSOE, BNG y Democracia Ourensana (DO) aprobaron ayer la moción conjunta de reprobación y petición de dimisión al presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar Blanco, acusado por una mujer de ofrecer una plaza fija a cambio de sexo y quien plantó el pleno, junto con los otros trece integrantes del grupo popular.

Como justificación a su decisión de ausentarse, los 14 diputados populares dirigieron a la Secretaría Xeral del pleno un escrito en el que explican que no participarán de lo que ven una “miserable, ruin y rastrera pantomima política” de la oposición, a la que acusan de usar como arma política una “cuestión personal” que afecta “de modo grave” a la honorabilidad de Baltar.

Pese a la inasisencia de Baltar y los suyos –su entorno esgrime que esta postura es la “coherente” por “respeto” a la ciudadanía–, de la que dio cuenta el secretario del pleno, Francisco Cacharro Gosende, la sesión continuó porque hubo quórum, presidida por el socialista Vicente Gómez, de Castrelo do Val, como diputado de mayor edad.

primer caso

La aprobación de esta moción contra Baltar le convierte en el primer presidente de la institución en ser reprobado públicamente. Con todo, según explicó el secretario, más allá del terreno político, esta figura no tiene consecuencias jurídicas.

En el texto se demandaba, asimismo, la dimisión del también presidente del PP ourensano, una petición que queda formulada y en manos de lo que decida Baltar, quien afirmó la pasada semana que no se lo plantea.

En una sesión que transcurrió sin debate, los distintos portavoces de la oposición coincidieron en calificar de “cobarde” la actitud del PP y reconocieron que su plante truncaba la oportunidad de poder escuchar a Baltar –en palabras del portavoz del PSOE, Ignacio Gómez– “desmintiendo, quizás, que la voz que se escucha en las grabaciones sea la suya”.

Lo socialistas anunciaron en el transcurso de este pleno que este asunto lo llevarán también a próximas sesiones. “A ver qué hace entonces el señor Baltar y si tampoco vienen ni él ni su grupo”, ha esgrimido.

La oposición ha incidido especialmente en las grabaciones difundidas junto con el escrito presentado ante la Fiscalía con fecha del pasado 13 de octubre. “Queremos saber si la voz que se escucha en ellas es la del presidente de la Diputación o nos dice que no es la suya, nada más”, reflexionó.

Mientras, Baltar Blanco insiste en que el asunto tiene un carácter estrictamente personal, que ha de dirimirse en los tribunales de justicia y que, por tanto, no cabe el debate sobre dicho asunto en las instituciones.

Los tres grupos de la oposición criticaron la ausencia de los populares, a quienes el portavoz del BNG, Ramiro Rodríguez, advirtió de que “el código ético de la Diputación no tendrá por qué juzgarlo, pero el juicio ya está en la calle”, para añadir que Baltar “es un presidente bajo sospecha”.

Gómez subrayó, por su parte, que Baltar es “el primer presidente” de la Diputación en ser reprobado públicamente en la provincia. “El primero en algo bastante indigno”, apostilló.

Especialmente duro fue el portavoz de Democracia Ourensana, Gonzalo Pérez Jácome, que calificó al titular de la Diputación ourensana de “psicópata de corbata” y a los diputados populares de “auténticos cobardes”.

En el curso de la primera intervención del portavoz socialista, a instancias suyas, el secretario del pleno precisó las consecuencias de la reprobación que, según Cacharro, tiene “un alcance meramente testimonial” del que, en cualquier caso, queda constancia en la correspondiente acta de la sesión plenaria.

A raíz de otra aclaración en relación a la ausencia, el secretario señaló que, aunque es “obligación” asistir a los plenos, no se pueden derivar responsabilidades jurídicas”.

La oposición reprueba a Baltar, que planta el pleno junto con el resto de diputados del PP