El debate sobre Venezuela en O Hórreo acaba con Antón Sánchez expulsado

Antón Sánchez, a la izquierda, escucha la intervención de su jefe de filas, Luís Villares, antes de ser expulsado | lavandeira jr. (efe)
|

El viceportavoz parlamentario de En Marea, Antón Sánchez, fue expulsado ayer del Pleno del Parlamento gallego, durante el debate de una proposición no de ley presentada por el PSdeG, referente a la situación política y social que se está viviendo en Venezuela.

Durante el transcurso de la intervención ante el hemiciclo gallego, Sánchez ya había sido llamado al orden por el presidente de la Cámara, Miguel Santalices.

En el marco de esta proposición no de ley, Sánchez no había sido el encargado de intervenir, pero alzó la voz denunciando “trato desigual” por parte del presidente de la Cámara en cuanto a la permisividad con la diputada del PPdeG, Raquel Arias y la dureza con la que había limitado la intervención de la parlamentaria de En Marea, Eva Solla.

Antón Sánchez abandonó el hemiciclo acompañado por algunos de sus compañeros como Manolo Lago y Paula Quinteiro. Al viceportavoz de En Marea aún le restaba intervenir en una interpelación sobre transportes, de la que ya no se pudo hacer cargo.

Sobre esta proposición, finalmente el Parlamento aprobó con los votos del PPdeG, el PSdeG y el BNG medidas para dar apoyo económico a los emigrantes retornados de Venezuela que no están recibiendo su pensión.

La iniciativa tuvo el apoyo del BNG, aunque tanto los representantes de esta como de En Marea criticaron duramente y votaron en contra de un apartado en el que se exige “una acción exterior que garantice las libertades democráticas venezolanas”, lo que ambos partidos interpretaron como “injerencias” y “colonialismo”.

Eel PPdeG y el PSdeG, por su parte, reivindicaron que, de los 200.000 españoles en Venezuela, unos 45.000 son gallegos “y eso sin contar a los muchos que se han ido” y que, a día de hoy, “hay 3.500 retornados que llevan año y medio sin recibir su pensión”.

El debate sobre Venezuela en O Hórreo acaba con Antón Sánchez expulsado