La F-102 volverá, catorce meses después, a la misión “Active Endeavour”

SONY DSC
|

La fragata “Almirante Juan de Borbón” zarpará hoy del Arsenal de Ferrol rumbo a la base naval de Rota para realizar las pruebas de calificación operativa que la habiliten para integrarse de nuevo en la operación “Active Endeavour” de lucha contra el terrorismo en el Mediterráneo.
Atrás quedan 14 meses de inmovilización –incluidos dos en dique seco en el astillero de Navantia– que comenzaron poco después de regresar, el 5 de noviembre de 2012, de su última navegación larga, precisamente la misma misión para la que ahora se prepara.
La certificación de la segunda F-100, que estará controlada y será evaluada por el Centro de Valoración y Apoyo a la Calificación Operativa para el Combate –el Cevaco–, se prolongará durante tres semanas entre los meses de abril y mayo y le permitirá integrarse en la Primera Agrupación Naval Permanente de la OTAN –la SNMG-1 en sus siglas en inglés–. En ese momento las dos escuadras de escoltas de la Alianza contarán con una unidad con base en Ferrol, puesto que la “Cristóbal Colón” asumirá hasta julio el mando de la operación antipiratería  “Ocean Shield” que desde el pasado mes de diciembre desarrolla la Segunda Agrupación Naval Permanente, la SNMG-2.
Durante el periodo que durarán los ejercicios se simularán situaciones reales con las que podría encontrarse el buque durante su misión, de ahí que la unidad sea evaluada, explica la Armada, en distintas áreas. Así, se pondrán en práctica sus capacidades de táctica naval, protocolos de seguridad interior ante incidencias en el mar –incendios o inundaciones, entre otras–, así como medidas de protección contra ataques de armas nucleares, bacteriológicas o químicas, además de navegación y uso de armamento.
Los 200 marinos que componen la dotación comandada por Diego Ruiz y Ruiz de Cortázar será sometida también a situaciones de máxima exigencia en las que el buque tendrá que poner en práctica todas sus capacidades, incluso de forma simultánea, un supuesto que exigirá optimizar recursos y tiempo.

infantería
La calificación operativa contará con la colaboración del Tercio de la Armada de Infantería de Marina para la fase de adiestramiento en las labores de visita y registro de mercantes. Estas operaciones, algo muy frecuente en los despliegues de las misiones internacionales, tienen como objetivo inspeccionar buques sospechosos de tráfico de sustancias ilegales, armas o drogas. Para realizar estas tareas se embarcan los denominados equipos operativos de seguridad de Infantería especializados en responder ante posibles conflictos con la dotación de los mercantes registrados. 

La F-102 volverá, catorce meses después, a la misión “Active Endeavour”