Un rayo alcanza el tejado de una casa en Cabanas y calcina dos dependencias

Las primeras pesquisas apuntan a que el rayo alcanzó las placas solares del tejado jorge meis
|

La intensa tormenta que la pasada noche –del miércoles al jueves– se registró en la comarca causó graves daños en una vivienda unifamiliar de Cabanas, cuando uno de los rayos alcanzó las placas solares del tejado y afectó al sistema eléctrico provocando un incendio en varias estancias.
Los cuatro inquilinos de la casa –una matrimonio y sus dos hijos– se despertaron poco antes de la seis de la mañana debido al olor y al calor que estaba generando el fuego en una de las habitaciones. Sin embargo, según relataron los servicios de emergencia, supieron mantener la calma y tomaron “las medidas oportunas” para que el incendio no fuese a más.

rápida actuación
Lograron confinar el fuego en esa zona de la casa y abrieron el resto de ventanas antes de salir por una de ellas. Esto hizo que la carga térmica de la vivienda bajase considerablemente, tal y como relataron los bomberos.
Después, usaron la manguera de riego para apagar las llamas desde el exterior y alertaron a varios vecinos que fueron capaces de extinguir casi la totalidad del incendio.
Cuando el GES de Mugardos llegó a la zona apenas quedaban unos rescoldos, aunque había bastante humo y “muchísimo calor en esa estancia en concreto”, según explicaron los miembros del grupo de emergencias. “Tuvimos que conectar la cámara térmica porque había aún varios focos que podían volver a prender”. También ayudaron en las tareas los miembros de Protección Civil de Cabanas.
La temperatura que se acumuló en la habitación fue tal que consiguió fundir el aislante del techo de esta vivienda de reciente construcción. El resultado fue un dormitorio calcinado, así como un baño anexo a este. Uno de los artefactos que ardió fue un acumulador conectado a las placas solares, en el que sospechan que pudo iniciarse el incendio cuando estas recibieron el impacto del rayo. También ardieron algunos electrodomésticos y otros enseres.
Además de estas pérdidas materiales, y aunque no hubo que lamentar ningún daño personal, el incendió se cobró la vida de la mascota de la familia, una perra llamada “Tula”, a la cual no pudieron localizar hasta que estuvo extinguido el incendio.
Los servicios del GES aclararon que el animal habría muerto por inhalación de humo y no calcinado por las llamas.

Un rayo alcanza el tejado de una casa en Cabanas y calcina dos dependencias