Un atropello mortal bajo la influencia del alcohol se salda con multa y retirada del carné

Juzgado coche polic�a
|

El Juzgado de lo Penal nº 1 condena a Alexis F.M. a la pena de diez meses de multa con cuota diaria de seis euros, retirada del carné por dos años y siete meses e indemnización de 24.162,23 euros por un delito contra la seguridad vial al conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y una falta de imprudencia con resultado de muerte. La jueza tiene en cuenta en la sentencia que también la víctima (que falleció en el atropello) caminaba “bajo el influjo de una importante intoxicación etílica, lo que le impidió percatarse de que el vehículo se aproximaba”) y que lo hacía por la noche, con ropa oscura, sin prenda reflectante, en una vía sin alumbrado y por el medio del carril. Además aplica la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas.
Los hechos que la sentencia declara probados ocurrieron a las 2.45 horas del 10 de mayo de 2009, en el punto kilométrico 4,8 de la AC-102, en el municipio de Cerdido. Alexis F.M., que entonces tenía 20 años, conducía el vehículo de su padre (un Audi) “con sus facultades psicofísicas disminuidas por la ingesta previa de bebidas alcohólicas”. No vió al peatón Amable C.M., que entonces tenía 62 años, por el carril por el que él circulaba, y lo arrolló “sin efectuar maniobra evasiva alguna”. La víctima murió como consecuencia del atropello. La Guardia Civil tardó dos horas en identificar a la persona que conducía el vehículo puesto que, como explica la sentencia, en un primer momento lo ocultó diciendo que el que conducía era su padre. Cuando finalmente se le hizo la prueba de impregnación alcohólica, el resultado fue de 0,53 miligramos de alcohol por litro de sangre. “Es decir, habían transcurrido unas dos horas y veinte minutos desde el siniestro y el acusado superaba con creces los niveles de alcohol reglamentariamente permitidos”, apunta la sentencia. Así, se lo condena por un delito contra la seguridad vial. 
A la víctima, según los análisis, se le detectó alcohol en sangre en una tasa superior a 3,98 gramos por litro. Además se le suma el hecho de que circulaba por una carretera sin visibilidad, por el medio de la calzada y sin elementos reflectantes. Por lo tanto sobre él recae una parte de la responsabilidad en el accidente y así la jueza rebaja la petición de Fiscalía y acusación particular de un delito por homicido por imprudencia grave a una falta de imprudencia con resultado de muerte, como pedía la defensa en caso de no salir absuelto.
También en la indemnización al hermano del fallecido se tiene en cuenta “la contribución de la víctima al resultado”, por lo que se rebaja la cantidad correspondiente en un 50%. n

Un atropello mortal bajo la influencia del alcohol se salda con multa y retirada del carné