A Coruña se conforma con un quinto muy repartido

El Ideal Gallego-2015-12-23-002-caad719b
|

Como todos los años, los coruñeses se levantaron ayer con la esperanza de poder cambiar de vida gracias al sorteo de la lotería de Navidad y, una vez más, tuvieron que conformarse con la que ya tenían. Eso sí, algunos pasarán unas fiestas algo más holgadas de lo que contaban, gracias a un quinto premio, el 00943, que dejó en la ciudad cerca de tres millones de euros.
Las administraciones de lotería del centro comercial de Los Rosales, el As de Oros, y la de Marineda City, fueron las encargadas de repartir la suerte entre sus clientes. Todos los afortunados con el premio cogieron su suerte directamente en la ventanilla, lo que permite afirmar que el premio está más repartido que nunca. 
En el caso de la peña As de Oros se hicieron participaciones de 2, 3 y 5 euros de este número, lo que permitió que muchos se animaran a cogerlo. Los que se llevaron la participación más cara ahora tendrán unos 1.500 euros para pasar unas fiestas más holgadas. En esta administración, por si no habían repartido ya  bastante suerte, también hicieron  otras 4.000 participaciones de cinco céntimos con el 00943, que regalaban a cada persona que compraba algún décimo en el despacho, lo que supone 60.000 euros en global, aunque por cada papeleta, una vez pagados los impuestos, apenas les quedan 13 euros. Eso sí, teniendo en cuenta que la inversión inicial era de cero euros, tampoco está nada mal.

gente necesitada
Juan Cantariño, el marido de la administradora del despacho, Olga Mosquera, no cabía en sí de la alegría por el premio y, sobre todo, por el hecho de que estuviera “totalmente repartido”. “Fue una pena que no tocara el Gordo, porque le ha tocado a gente que lo necesita mucho”, comentó.
Una de las empleadas asentía mientras mostraba un wasap en el que una afortunada le daba las gracias por la buena noticia y añadía: “No tenía ni pa comer, casi”. María, Teresa y Verónica, que estos días trabajan el doble, ayer no paraban de responder mensajes o de atender por teléfono a clientes, muchos de ellos en el paro o en una situación apurada, que no podían estar más contentos con su suerte.
También recibieron un wasap muy emocionado de una chica rumana, clienta habitual, que se enteró de que le había tocado mientras estaba de visita en su país para pasar las fiestas con su familia. 

Números bajos
“Tenemos la suerte de dar muchos premios, todos en números bajos y tenemos fama precisamente por eso”, aseguraba Juan Cantariño, mientras su mujer se afanaba en rebuscar en el interior de su bolso la participación de cinco euros que se había quedado para ella y que no conseguía que apareciese por ningún lado. “No pasa nada –explicaba la neviosa agraciada– porque si al final solo queda esa ya se sabe que es la mía y ya está; es que son unos 1.500 euros”.
Además del porcentaje que le toca, algunos décimos enteritos también se los quedará Hacienda, aunque poca cosa: “Solo devolvimos 24 décimos”.

Marineda City
El resto del dinero del 00943 se repartió en la administración de otro centro comercial, Marineda City. Iago Lago, que regenta el despacho con su hermano Francisco, comentaba que vendieron una serie del 00943, “lo que supone, menos lo que se lleve Montoro, unos 5.300 euros por cada décimo”.
“Se vendió todo por décimos y en ventanilla –explicaba– y no podemos saber quien lo tiene aunque estamos seguros de que  estará muy repartido. Y eso que lo rechazó bastante gente porque es un número bajo así que viene bien para que vean que todos los números tocan”.
Tanto él como su hermano no llevaban nada de este quinto premio, aunque estaban igual de contentos. 
“Nos viene muy bien porque llevamos solo cuatro años y el año pasado ya dimos dos premios y otro del Euromillones  en junio –comentaba la vendedora en el centro comercial–; estamos recién abiertos y vamos como una moto”. 

A Coruña se conforma con un quinto muy repartido