Más juveniles que nunca para viajar al Barco

Diario de Ferrol-2019-04-12-041-0dcb07c1
|

Los problemas de efectivos continúan para el entrenador del Racing, que ayer tuvo que disponer de ocho integrantes del conjunto filial para poder llevar a cabo el partidillo que habitualmente celebran tres días antes de los encuentros oficiales. 
Con  respecto a la anterior semana no se ha producido el alta de ningún futbolistas, mientras que ha caído Catú, con su grave lesión de  rodilla, por lo que Emilio Larraz dispone de diez futbolistas de campo más dos porteros, lo que le va a obligar a incluir a cuatro juveniles en la convocatoria para el choque que jugará en el feudo del Barco.
Además, entre esos diez jugadores que tiene a su disposición se encuentra Moreira, que todavía no tiene el nivel físico necesario como para poder aguantar un partido completo, lo que conlleva que el apoyo de los juveniles se haga más determinante que en convocatorias anteriores.
Los futbolistas de la plantilla saben perfectamente la situación del equipo y siguen confiando en que serán capaces de sumar otros tres puntos en tierras ourensanas para mantenerse en la lucha por terminar la liga regular en lo más alto de la tabla.
La pugna que existe entre el Bergantiños, Racing y Compostela está siendo muy exigente y las tres escuadras saben que la que pierda un encuentro se puede quedar sin margen de reacción, ya que solo restan siete jornadas por delante.
Los jugadores del cuadro verde están convocados esta mañana para efectuar una nueva sesión de entrenamiento, con pocas esperanzas de que se recupere alguno de los lesionados, ya que todos ellos se ejercitaron en la mañana de ayer al margen del grupo principal.

Más juveniles que nunca para viajar al Barco